domingo, 28 de febrero de 2016

RESEÑA (by MB) ::: ASUNTOS PENDIENTES - Mercedes Gallego




Título original: Asuntos pendientes
Autora: Mercedes Gallego
Editorial: Selección RNR
Páginas: 126
Fecha publicación: enero 2016
Encuadernación: ebook
Precio: 1,99 euros




En apariencia, Beatriz es una mujer que lo tiene todo. Está casada con Mario Ondía, un importante hombre de negocios profundamente enamorado de ella y que la colma de lujos y atenciones. Sin embargo, Bea siente que su vida es un inmenso vacío. Años atrás abandonó sus sueños de juventud para seguir la estela de Mario, pero lo único que le queda en el presente es la añoranza de aquello por lo que deseó luchar. Guiada por su anhelo, iniciará un regreso al pasado que, inesperadamente, la llevará a descubrirse a sí misma y a encararse con su futuro.


En el preciso instante en que tu corazón absorbe la última gota de desencanto debes tomar una decisión: si seguir con tu vida sin mirar hacia atrás, o coger todos los pedazos, frustraciones y sueños perdidos que has ido dejando en el camino y reconducir tu existencia nuevamente.

A Beatriz, nuestra protagonista, la conocí cuando transitaba por un episodio parecido; su desencanto y apatía le impedían darse cuenta de que cada día es un milagro o una suerte de la que debemos disfrutar y exprimir cada instante.

En un primer momento no conecté con ella; si tu vida y tu matrimonio no te hacen feliz, ¿por qué no cambias las cosas para poder serlo? También me preguntaba: ¿qué parte de responsabilidad tienes tú? ¿Por qué los demás tienen que hacer lo que tú ni siquiera te molestas en proponer?

Si queremos comprender a Beatriz tenemos que intentar entender los aspectos que principalmente la impulsan a lo largo la narración:

-Cuando perteneces a la buena sociedad, con todo lo que eso comporta, es muy difícil dejar ese círculo. Para renunciar a la comodidad hay que tener mucho valor. Si lo pienso, no sé si yo misma podría.

-Cuando se vive en un bucle, está claro que por un lado es muy aburrido y monótono, pero todo tiene su parte positiva: no te enfrentas a lo desconocido, ni necesitas realizar nuevos aprendizajes, con todas las adaptaciones que eso conlleva.

-Por último, si tienes un marido como Mario Ondía, un completo caballero (y mira que por Netherfield han pasado muchos, pero un señor como este yo no lo he visto nunca, y eso que me fijo mucho)... ¿tienes el valor de renunciar a él?

Así pues tenemos a nuestra Beatriz, dispuesta a dar su gran salto, a salir de su bucle... y si lo consigue o no dependerá del esfuerzo que este dispuesta a hacer, claro está.

¿Dejará que su marido la acompañe en este viaje? ¿Será capaz de volver a su vida anterior, asumiendo tanto sus aspectos positivos como los negativos? ¿Necesitará de otras personas que la guíen en este periodo iniciático?

Todas estas preguntas me han sido respondidas, aunque estoy segura de que entenderéis que no os comente cómo, que si no le quitaría toda la gracia.

El desafío de una hoja en blanco, ya sea para escribir una novela, un poema o cualquier otro escrito, siempre me ha parecido verdaderamente interesante y difícil por las connotaciones y responsabilidades que conlleva. Así pues, le deseo a Mercedes Gallego, nuestra autora, que no pierda el sueño de seguir escribiendo. El camino es largo, todos los días se aprende algo, y un escritor siempre debe dejarse aconsejar por aquellas mentes ajenas a su texto que le señalan e iluminan aspectos que no son capaces de ver... el aprendizaje es continuo.


Mercedes Gallego nació en Don Benito, población de Badajoz, en el mes de marzo de 1962, lo que la condicionó a ser, como buena piscis, soñadora y solidaria.

Además de disfrutar escribiendo (lleva un diario desde los 14 años), lo que le hace feliz es leer, trabajar como maestra de mujeres marginales y gozar de la compañía de su familia y amigos (el orden es variable, dependiendo del estado de su espíritu inquieto).

Miss Bingley

2 comentarios:

  1. Gracias por la reseña y opinión. No me llama mucho así que con todo lo que tengo que leer, me lo salto.
    Gracias y besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu comentario.
      ¡Un fuerte abrazo!

      Eliminar