martes, 17 de mayo de 2016

RESEÑA (by MH) ::: EL LIBRERO - Roald Dahl



 
Título original: The Bookseller
Autor: Roald Dahl
Editorial: Nórdica
Páginas: 80
TraducciónXesús Fraga
Fecha publicación original: 1987
Fecha esta edición: marzo 2016
Encuadernación: cartoné
Precio: 19,50 euros
Ilustración de la cubierta e interiores: Federico Delicado





«Hace tiempo, si uno se dirigía a Charing Cross Road desde Trafalgar Square, en cuestión de minutos se encontraba con una librería situada a mano derecha y sobre cuyo escaparate un cartel anunciaba: “WILLIAM BUGGAGE. LIBROS RAROS”». Allí trabajan dos curiosos personajes: el librero, William Buggage, y su ayudante, la señorita Tottle, quienes no prestan demasiada atención a la venta de libros. Prefieren, más bien, leer cada día los obituarios, así como su obra favorita: el Who’s Who».

Publicado por primera vez en 1987, «El librero» es uno de los grandes relatos de Roald Dahl. El final es, como siempre en sus libros, inesperado y sorprendente.

Qué ganas le tenía a este libro desde que supe que salía. Porque me apasiona el tema libreros/librerías, por ser de Roald Dahl, por esa ilustración de cubierta... los cantos de sirena pueden ser muy pesaditos, y vamos, que me hice con él yo diría que a los dos días de salir a la venta.

Y es que de la mano de Roald Dahl volvemos a otra librería de lance en el Charing Cross Road londinense, aunque en este caso poco tiene que ver con aquella que Helene Hanff nos hizo adorar a través de sus cartas. Quienes trabajan en ella son mucho más peculiares, sórdidos y mezquinos. Y les importa un pito la librería. Pecado mortal.


Tal y como se comenta arriba, este relato (porque es un relato editado con letras muy grandes y pocas líneas para ocupar más páginas, pero a eso volveré luego) fue publicado por primera vez en 1987, aunque lo que la sinopsis no especifica es que fue la revista Playboy la que tuvo tal honor. Con Roald Dahl puede pasar algo parecido a lo que comenté recientemente en la reseña de Un susurro en la oscuridad sobre Louisa May Alcott: si nos quedamos en su obra como autor infantil y juvenil nos podemos perder muchas maravillas, porque sus cuentos para adultos poco tienen que envidiarle a los infantiles que le han dado fama (o quizás es que yo tengo una perspectiva distinta porque apenas leí nada suyo cuando era pequeña, conocí su obra ya de más mayor).

Y me encuentro con un problema para reseñar El librero, y es que, tal y como digo arriba, es realmente un relato. Para que os hagáis una idea, aunque en cualquier sitio que miréis ponga que tiene 80 páginas la edición, de texto real hay unas 35-37, y con letra bastante grande. Con lo que en Playboy imagino que ocupó una cara o dos como mucho. ¿Y cómo se reseña algo que ocupa tan poquito sin desvelar la trama? Porque mira que yo soy parca en destripar el contenido de los libros, pero con este tengo que hacer filigranas...

A ver, tenemos la susodicha librería, William Buggage Rare Books, librería de lance sin nada de un valor remarcable en sus estanterías (nada de primeras ediciones ni libros valiosos), y sin embargo quienes viven supuestamente de ella son millonarios. Y esto ocurre porque esos dos personajes, el propio William Buggage, dueño de la librería, y su ayudante, la señorita Tottle, están mucho más interesados en otros negocios, que son los que hacen que entre el dinero, que en la librería, que sinceramente se la trae al pairo. De hecho allí solo paga quien quiere y es decente. Si quieres entrar y llevarte unos cuantos "de regalo", nadie te lo va a impedir. La máxima afición de este par es leer las esquelas en el Who's who*, y para saber el asuntillo que se traen entre manos, habrá que seguir leyendo... y hasta ahí puedo contar.



Sobre los dos personajes principales, sobre todo el señor Buggage, para las poquísimas páginas que tiene el relato está increíblemente bien definido, te produce bastante repulsión; en cuanto a la señorita Tottle, eficiente y profesional, está algo más dispersa en cuanto a desarrollo y sorprenden sus tragaderas, aunque como bien se dice en el texto, ninguno de los dos está en posición de ponerse quisquillosos. Realmente los dos son tal para cual: mezquinos, ambiciosos, amorales y sin escrúpulos. Pero todo se narra con ese toque british de sorna y sarcasmo, normalizando aquello que no debería ser normal, como si lo que hiciesen fuese una forma de ganarse la vida tan honrada como cualquier otra, y solo fuesen un par de personas regentando su negocio. Mucho humor negro que me arrancó alguna sonrisa cómplice con el narrador. Y hasta aquí puedo contar también.





La edición es maravillosa, como todas las de Nórdica (una de mis editoriales favoritas con mucha diferencia) y es quizás lo que justifica los 20 euros que cuesta (o eso me digo a mí misma para consolarme). A lo largo de la reseña os he puesto varias de esas ilustraciones. Hay 13 en total, aparte de la cubierta y los mapas de Londres que hay en las guardas, y son obra del estupendo Federico Delicado. Captan a la perfección el tono de la historia, el carácter de los personajes, y la ilustración con la que da comienzo la historia, la de la fachada de la libreria, me la pondría de póster en la pared (se va a conformar con estar de wallpaper en el portátil, claro está).



Me ha gustado mucho, pero reconozco que me ha sabido a poquísimo. Escribir un relato, un buen relato, es muy difícil. Saber plasmar una historia consistente en tan poco espacio requiere de muchdestreza, ingenio y capacidad de sintetizar para narrar solo aquello que requiere la historia. Todo eso está aquí, es un relato estupendo, pero no dejo de pensar en cómo sería esta trama con sus 150 páginas más. Lo leí en 20 minutos. Con eso lo digo todo.

Me leo y veo que me disperso, así que resumo. Que es un relato estupendo; que Dahl es mucho más que la literatura infantil y juvenil; que merece mucho la pena leerlo, pero que se lee en 20 minutos; la edición lleva mucha paja pero el relato apenas ocupa nada; que no puedo contar nada de la trama porque son tan pocas páginas que la destriparía enseguida; y que las ilustraciones son maravillosas (sí, todo lo de arriba se puede resumir en escasas 6 líneas. No comments...).

Quien se decida a leerlo no se arrepentirá, pero más que nada que sepa lo que se va a encontrar.

*para quien no lo sepa, el Who's who es como un directorio de personajes influyentes e importantes en cualquier ámbito de la vida, que se publica en el Reino Unido desde 1849. Incluye como una especie de ficha de cada uno, con sus fechas de nacimiento y muerte, sus logros, familia, etc...
 

Roald Dahl (1916-1990) fue un novelista y autor de cuentos británico de ascendencia noruega, famoso como escritor para niños y adultos. Entre sus libros más populares están Charlie y la fábrica de chocolate, James y el melocotón gigante, Matilda, Las brujas y Relatos de lo inesperado

Comenzó a escribir en 1942 cuando, como miembro de la Fuerza Aérea, fue trasladado a Washington. Su primer trabajo publicado, aparecido en la edición del Saturday Evening Post el 1 de agosto de 1942, fue un cuento titulado Pan comido, describiendo su accidente con el Gloster Gladiator. El título original en inglés era «A piece of cake», pero fue cambiado a «Shot down over Libya» (Derribado sobre Libia) a pesar de que el accidente no tuvo nada que ver con la acción enemiga. 
Miss Hurst

24 comentarios:

  1. No me llama nada y la pelirroja me da mieditis jajajaja
    Gracias por la reseña!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿A qué sí? ¡Da mucho yuyu!... jajaja. Pero es tal cual se la describe en el relato, está muy bien pillado el aspecto.

      ¡Besote!

      Eliminar
  2. La verdad es que las ilustraciones reflejan los personajes muy bien, dan bastante repelús los dos y muy majos no parecen. Mira, lo confieso, si puedo lo leeré directamente en la librería pero creo que por ese precio me puedo llevar algo que me dé para más tiempo de lectura. Podrían haberlo juntado con otros del mismo autor o por temática para que abultara más, digo yo.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siiii, repelús y asquete... jajaja. Les ha pillado muy bien el punto el ilustrador. Y haces muy bien, con que hagas como que remoloneas 20 minutejos en la librería lo tienes leído. Nórdica ha sacado ya dos relatos de Dahl así, este y "La cata". En fin, tampoco me puedo quejar que nadie me obliga a comprarlos, pero dos relatos por 40 euros...

      ¡Besote!

      Eliminar
  3. Pues no he leído aun nada de su autor pero este en concreto no lo conocía.

    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que es un relato y yo creo que es muy desconocido (es que no deja de ser un relato publicado en una revista). Hay últimamente un poco de fiebre editorial con esto de recuperar lo irrecuperable de autores muy conocidos, y aunque sean relatos muy breves, le dan un poco de empaque con una edición chula y los dejan muy resultones.

      ¡Besote!

      Eliminar
  4. Me lo apunto que lo quiero ya. Roald Dahl me encanta. y las ilustraciones del libro me parecen preciosas. Besinos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si te gusta él y te gusta la edición, y puedes permitirte esos 20 eurazos que cuesta, p'alante. El libro es una cucada y la historia es muy corta, pero con mucho humor negro.

      ¡Besote!

      Eliminar
  5. Hola!!!
    qué curioso!!
    no conocía el libro, pero creo que excepto éste, me he leído todos los de Roald Dahl, hace bastante, pero me gustaron
    me lo apunto para leerlo, aunque voy a tener que ahorrar un buen rato para llegar a conseguir esa cantidad :(
    Un saludo :D!!!
    http://yeswecanreadtogether.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siii, es carísimo. No compensa, la verdad, para lo poco que dura la lectura. Si al final lo lees espero que lo disfrutes, aunque si ya has leído toda su obra, estoy segura de que sí te gustará.

      ¡Besote!

      Eliminar
  6. Lo dejo pasar. No creo que me gustara. Pero los dibujos son muy chulos.
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son chulísimos... jajaja. Pues si no te convence a por otro.

      ¡Besote!

      Eliminar
  7. Conocía a este autor con sus cuentos para adultos, que son fantásticos. Luego ha sido cuando he leído sus obras para niños. Este me lo apunto, pero si puede ser lo buscaré en la biblio, que a ese precio...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si puedes pillarlo por la biblio mejor, porque con esta edición, por muy estupenda que sea, se han columpiado un poco en el precio. Si ya conoces la obra para adultos de Dahl yo creo que disfrutarás también de este.
      ¡Besote!

      Eliminar
  8. Pues yo no he leído nada de Roald Dahl en su escritura para adultos, así que me lo apunto, porque además las ediciones de Nórdica son preciosas.
    ¡Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las ediciones de Nórdica son maravillosas, tengo adoración por ellas. Pronto reseñaré otro de Dahl para adultos, "La cata", también de Nórdica.

      ¡Besote!

      Eliminar
  9. Hola.
    La verdad es que los relatos me gustan, pero siempre que en alguna reseña vea que le ha gustado y no le ha sabido a poco, porque la verdad es que si te ha faltado ese algo prefiero dejarlo pasar. Pero me encantaría que hubiera una librería que pudieras entrar y coger los libros XD
    Muchos besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ains, es que es demasiado corto. A mí sí que me ha sabido a poco, yo creo que daba para más historia. Y siiii, a mí también me encantaría una librería así, pero pobres libreros, mal negocio iban a hacer... jajaja

      ¡Besote!

      Eliminar
  10. La edición es estupenda y las ilustraciones también, lo estuve hojeando en la librería y te doy toda la razón. Hasta ahí coincidimos. No me gusta nada cuando Roald Dahl escribe para adultos. No sé si es porque me encantan todos sus libros infantiles o porque saca su lado más oscuro y sórdido en los relatos para adultos y eso me choca, no lo sé, pero no me gusta. Leí hace años "Relatos de lo inesperado" del autor y lo lamenté profundamente. Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me imaginaba que a ti no te haría mucha gracia :). A mí me pasa lo que comento en la reseña, que yo a Dahl lo leí ya con unos años, y no sé si es por eso pero lo disocio más de la literatura infantil y no me importa leerlo en estos ambientes sórdidos y más oscuros (de hecho me encanta ver cómo se maneja en ellos). "Relatos de lo inesperado" los tengo a medio leer. A ver qué tal...

      ¡Besote!

      Eliminar
  11. Ooohhh!! Me habéis intrigado! Quiero saber qué traman esos dos. Parece un buen relato y las ilustraciones son estupendas.
    Lo voy a apuntar, pues no lo conocía.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las ilustraciones son estupendas y acompañan genial al libro. Lo que traman... pues nada bueno, se les ve en la cara... jajaja. Si al final lo lees espero que te guste.

      ¡Besote!

      Eliminar
  12. Lo he visto en la librería pero el precio me ha echado para atrás. Me encantan las ilustraciones.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que es muy caro para lo que luego realmente es. Un relato que se lee en media hora 20 euros, pues eso,es caro. Yo me consuelo porque la edición es muy chula, pero vamos, por consolarme ya que me he gastado el dinero.

      ¡Besote!

      Eliminar