martes, 10 de enero de 2017

RESEÑA (by MH) ::: MUERTE DE UN AVIADOR - Christopher St. John Sprigg




Título original: Death of an airman 
Autor: Christopher St. John Sprigg 
Editorial: Siruela (colección Libros del Tiempo)
Traducción: Raquel García Rojas
Páginas: 248
Fecha de publicación original: 1934
Fecha esta edición: septiembre 2016
Encuadernación: cartoné
Precio: 18,95 euros 
Ilustración de cubierta: Japan Air (cortesía de The Advertising Archives)

 
George Furnace, prestigioso instructor de vuelo en el Aeroclub Baston, muere en el acto cuando su avión se estrella en la campiña inglesa. Aunque aquellos que lo conocían están desconcertados, pues era un excelente piloto y el aparato estaba en perfecto estado, la instrucción forense archiva el caso con el veredicto de muerte accidental. Pero un inesperado visitante, el australiano Edwin Marriott, obispo de Cootamundra, que ha llegado al club para aprender a pilotar y poder así ejercer su ministerio en las zonas más remotas de su diócesis, sospecha que la verdadera historia es algo más complicada: podría tratarse de un suicidio o incluso de un asesinato. Junto con el inspector Bray, de Scotland Yard, el intrépido ministro tratará a toda costa de desenmascarar la verdad.

«Una trama ingeniosa y apasionante, repleta de agudos rompecabezas y geniales hallazgos, y resuelta con un variopinto elenco de entretenidos personajes».  DOROTHY L. SAYERS


Desde que Siruela comenzó a lanzar esta biblioteca de clásicos policíacos, en mí tienen a una compradora compulsiva de cada título que saquen en ella, porque los colecciono cual cromos de Panini.

El que hoy os traigo es Muerte de un aviador, de Christopher St. John Sprigg, autor muy admirado por Dorothy L. Sayers que es más conocido por sus textos políticos, y al que solo le dio tiempo a publicar siete novelas de misterio (o whodunit) englobadas en la Golden Age británica antes de morir en la guerra civil española. Si no me equivoco esta es la cuarta de esas siete novelas de detectives publicadas, la primera traducida al castellano, y la primera también que leo suya (algunos de sus libros son casi imposibles de encontrar incluso en inglés). 


La trama de inicio está perfectamente planteada. El doctor Marriott, obispo protestante de Cootamundra (Australia), está en Inglaterra para asistir a unas clases de vuelo para aprender a pilotar (le han ofrecido una avioneta para desplazarse por su diócesis, pero no sabe pilotarla), y para ello acude al Aeroclub Baston, regentado por Sally Sackbut con aparente mano de hierro (y buen corazón). Al poco de llegar allí muere en un accidente uno de los mejores profesores con los que cuenta el complejo (Furnace, antiguo piloto de combate durante la Gran Guerra), y aunque todos lo catalogan como eso, un accidente, nuestro obispo, con conocimientos médicos, detecta algo que le hace ponerlo en duda. Cuando se lo comunica al forense, comienza una investigación que ya solo por la ambientación se antoja bastante más compleja de lo habitual en el género para la época en que fue escrita (sobre esto, y aunque ya sabemos que muchas veces los profanos son más listos que los investigadores en este tipo de historias, en este caso tiene su explicación que el forense no lo hubiese detectado primero por sí mismo).

Los whodunit de la época muchas veces se restringían a asesinatos e investigaciones en casoplones de la campiña, en pequeños pueblos o villas, y con tramas que dentro del enredo y meticulosidad de la trama, seguían un modelo muy predeterminado. En el caso de Muerte de un aviador no solo innova en la ambientación de la trama y la complejidad del mundo del pilotaje de la época, sino que la investigación toca temas poco vistos por aquel entonces en este género (como el tráfico de drogas) y sale del país para trasladarse también a Francia, llegando en algunos momentos a estar implicados en el caso hasta 3 detectives o policías además del obispo (aunque el peso lo llevan sobre todo los dos detectives ingleses). Eso otorga a la trama varios giros que en unos casos son impredecibles y en otros un tanto rocambolescos, aunque mantiene bien la intriga hasta casi el final (con algún bache muy breve y sucinto en cuanto a la agilidad de la trama hacia la mitad de la historia). Y por si fuera poco, una vez resuelto el caso aún nos espera alguna sorpresa (bueno, realmente son dos, aunque una de ellas es de esas que te dejan con cara de ¿ein? ¿a qué viene esto?... la otra sí que está a la altura de la historia y le da un estupendo colofón).

La ambientación, ese aeroclub en el que confluyen tanto pilotos de combate reciclados en profesores de aviación, gente normal que quiere pilotar, miembros de la nobleza cuyo hobby es tener una avioneta privada, así como celebridades del aire conocidas en todo el mundo por sus proezas recorriendo grandes distancias, dan buena muestra de la época en que fue escrita la novela. A mediados de los años 30, los pilotos (tanto hombres como mujeres) copaban titulares por sus marcas de vuelo y existía una gran rivalidad en un mundillo en el que no por conseguir grandes proezas eras considerado mejor aviador. El autor parecía estar muy documentado y conocer bien de lo que hablabla, pues además de Muerte de un aviador escribió dos novelas más con esta temática o ambientación.

En cuanto a los personajes, son muchos, y eso conlleva que algunos estén muy definidos y otros pasen más desapercibidos. A pesar de lo que pueda parecer, el obispo empieza muy fuerte y con mucho protagonismo, pues no obstante es él quien posibilita que haya una investigación por asesinato y que tengamos libro policíaco entre manos, pero una vez llevado esto a cabo, se diluye entre los demás personajes pasando a un plano secundario hasta el mismo final, donde el autor parece que quiere otorgarle el lugar de honor que parecía que iba a tener al comienzo de la historia aunque luego no sea así. Sobre los demás, aparte de los habituales del club de aviación, que conforman un grupo de sospechosos de al menos seis o siete personas, tenemos a los dos investigadores principales: uno local, el inspector Creighton, que se hace cargo de la investigación en primer término, y el inspector Bray, del Scotland Yard londinense, a quien acude Creighton en busca de ayuda en un determinado momento del caso. Este último, Bray, protagoniza alguna de las escenas más inverosímiles de la novela, pero hay que ponerse en el contexto y época en que fue escrita, y tener en cuenta que el género estaba empezando y que realmente esta historia y su ambientación fueron totalmente novedosas para la época.  

A título personal, he disfrutado mucho de la lectura y me ha entretenido un montón, giros rocambolescos incluidos, aunque admito que se me ha quedado un escalón por debajo de Un hombre muerto, de Ngaio Marsh, también perteneciente a esta colección y que reseñé hace unos meses. Este último tenia una chispa que lo hacía muy especial, además de contar con un detective muy carismático (Siruela lanza a finales de enero Un asesino en escena, el segundo volumen del inspector Alleyn... muero de impaciencia).

No puedo terminar la reseña sin dejar de comentar que las portadas de esta colección son todas maravillosas. Mi más profunda admiración y reverencia a quien esté encargad@ de seleccionarlas. Y muy prontito, reseñas de Misterio en blanco y Muerte en la rectoría, que forman parte de esta misma colección.

Christopher St. Johnn Sprigg (1907-1937), escritor, poeta, intelectual y teórico político británico. Escribió siete novelas policíacas en los años treinta. Además fue un destacado pensador marxista, cuyas obras políticas publicaría bajo el seudónimo de Christopher Caudwell. La mayor parte de su obra política fue publicada de manera póstuma.

Formó parte del Batallón Británico de las Brigadas Internacionales, que combatieron a favor de la República durante la Guerra Civil española.

Murió en combate en el Frente del Jarama. 

33 comentarios:

  1. Hola!

    Pues tiene buena pinta. No conocía esta colección aunque alguno de los títulos sí me suenan. Investigaré un poco. Gracias!

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues es una colección muy chula para conocer un poco los orígenes de las novelas de detectives o thrillers. No tienen nada que ver con lo que leemos ahora, los tiempos han cambiado mucho, pero así empezó todo, como quien dice.

      ¡Besote!

      Eliminar
  2. Qué chula la colección que están sacando pero por suerte para mi bolsillo, no es de las mías.
    Me gustan las "judunit" pero soy muy tradicional y donde haya casoplones y caserones cayéndose a trozos...
    Para la época debió ser un gran alivio que alguien se desmarcara y los sacara de casa pero bueno, no me llama especialmente y menos con las peguitas que le has puesto.
    Lo dejo para las especialistas como vosotras y la Serendipia.
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que los judunit de casoplones en la campiña son lo más de lo más... pero es genial ir leyendo de todo y descubriendo de todo, que muchos de estos autores ni sabían hasta ahora lo que era tener un libro traducido al castellano. A mí estos clásicos policíacos que me los den de dos en dos, como "pitisuis"... jajaja.

      ¡Besote!

      Eliminar
  3. La portada tan retro me gusta, aunque la trama en sí no me termina de calar como para hacerme con él. Habrá que esperar y comparar los siguientes títulos de la colección.

    Un beso ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si este no te tira no te preocupes que los iremos reseñando todos poco a poco, y a ver si alguno te convence.

      ¡Besote!

      Eliminar
  4. Apuntado qued. He leído ya dos de esta colección, Misterio en blanco y Un hombre muerto, y los dos me han gustado, así que este seguro que lo leo, y más si viene recomendado por ti.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Un hombre muerto" me encantó y estoy con "Misterio en blanco". Ya vi la estupenda entrada que abriste en tu blog sobre la colección :)

      ¡Besote!

      Eliminar
  5. De momento no he leído ninguno pero desde que salieron me llaman un montón la atención. Además tienen esas portadas taan bonitas... que es difícil resistirse.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las portadas son preciosas, y el contenido, para quien le gusten los clásicos policíacos, también. Una colección muy recomendable.

      ¡Besote!

      Eliminar
  6. No conocía esta colección. Voy tomando nota, que me has dejado con mucha curiosidad.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si al final comienzas con ella espero que la disfrutes mucho :)

      ¡Besote!

      Eliminar
  7. Qué buena reseña has hecho... Este tipo de libros, a pesar de esos giros y sorpresas que no son muy allá, me hacen disfrutar. No conocía la colección pero sin duda me resulta muy apetecible. Gracias y besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, guapa :*. Tienes razón, hoy en día en literatura de este tipo estamos a vueltas de todo, pero para mí precisamente lo interesante de estos libros es que lo que leemos hoy empezó así, con estas tramas que ahora nos parecen sencillas o previsibles. Para mí es una gozada ir descubriéndolos poco a poco.

      ¡Besote!

      Eliminar
  8. Habrá que conocer al inspector Alleyn... ¡Me has dejado con unas ganas! Un besote bonita

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues entonces tienes que empezar con "Un hombre muerto", que es la primera novela donde aparece, y ya el segundo sale dentro de poquito (bueno, creo que hoy, que como respondo tan tarde, así me va...).

      ¡Besote!

      Eliminar
  9. Pues no me acabo de ver con ella. No es del todo mi estilo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues entonces a otra cosa, que anda que no será por libros :)))

      ¡Besote!

      Eliminar
  10. Aún no tengo ningún libro de esta colección, pero me llaman tanto la atención... (¡qué gracia lo de los cromos de Panini!) Este en concreto tiene una pinta increíble, me han entrado muchas ganas de conocer a ese inspector, así que a ver si intento conseguirlo.
    ¡Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que son como los cromos, totalmente coleccionables, ¡quieres tenerlos todos!... jajaja.

      Realmente el inspector interesante es Alleyn y no sale en este libro, sale en "Un hombre muerto" y la continuación que sale hoy a la venta "Un asesino en escena".

      ¡Besote!

      Eliminar
  11. Me encanta Dorothy L. Sayers y si ella dice que las novelas de este señor son estupendas pues se leen y no pasa nada XD.
    Leí el primer capítulo en la web de siruela y me quedé prendada. Me gustaron los personajes femeninos. Por lo que cuentas, yo también lo veo muy en la línea de "Un hombre muerto", que leí en verano y que me encantó (¡qué genial que salga otro caso del inspector Alleyn!), o la de "Misterio en blanco", que quiero leer. Así que... me lo llevo, elemental, querida Mrs. Hurst.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Guaaaaaa!!! Mira qué tuitea hoy Siruela
      https://twitter.com/edicionesiruela/status/819475079075627009

      Eliminar
    2. Es que los personajes femeninos en esta historia son muy importantes, por mucho que quiera taparlos el autor (que lo intenta, sobre todo en algunos casos). Aun así se me ha quedado un poco por debajo de "Un hombre muerto", pero es una novela fantástica.

      Ya te llevé a tu casa el que va después del segundo de Alleyn... ¡esto es un no parar!

      ¡Besote!

      Eliminar
  12. No he leído nada de éste género whodunit pero seguro que me gustarían, este que traes me gusta pero voy a esperar a ver las otras dos reseñas a ver por cual me decido ;)

    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues los whodunit son una gozada, es el comienzo de los comienzos de las novelas policíacas tan de moda hoy en día. A ver si prontito os podemos traer las otras dos reseñas de la colección.

      ¡Besote!

      Eliminar
  13. Tiene buena pinta y te doy la razón en que la portada es muy chula.
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Verdad que es una preciosidad? Realmente todas las de la colección lo son. Me encantan.

      ¡Besote!

      Eliminar
  14. No conocía esta serie pero... creo que puede gustarme y mucho! Muchas gracias por descubrírmela.
    Un besin

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dale la oportunidad a alguno de ellos que yo creo que sí que los disfrutarás. Tienen mucho encanto.

      ¡Besote!

      Eliminar
  15. Hola!
    La verdad es que no tenía ni idea de que Siruela había lanzado una colección así, tendré que investigar un poco...
    En cuanto a la novela en sí, no la conocía (ni al autor) y me ha llamado bastante la atención por lo que cuentas de que añade elementos un tanto novedosos para la época.
    Un beso ^-^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues creo que hará un año ahora que comenzó la colección, y con el que asle la semana que viene, son ya 5 títulos los que han publicado (y otro ya anunciado para marzo). Merecen mucho la pena si te gusta la novela policíaca.

      ¡Besote!

      Eliminar
  16. hola! otra recomendación valiosisima para los que gustamos de este genero, en especial, no conocía el autor y ustedes reseñan tan espectacularmente que impresionan. gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ains, siempre tan amables... ¡gracias!

      Pues si os gusta este género, intentad haceros con ellos porque los vais a disfrutar muchísimo. Reflejan una época dorada de la literatura inglesa.

      ¡Besote!

      Eliminar