martes, 31 de octubre de 2017

RESEÑA (by MH) ::: LA TEMPORADA DE LOS ACCIDENTES - Moïra Fowley-Doyle





Título original: The accident season 
Autora: Moïra Fowley-Doyle
Editorial: Océano Gran Travesía
Traducción: Karina Simpson 
Páginas: 285
Fecha esta edición: 2016
Encuadernación: rústica con solapas
Precio: 15,95 euros
Diseño e imagen de cubierta: Jorge Garnica / La Geometría Secreta


Durante la temporada de los accidentes los huesos se rompen, la piel se desgarra y las contusiones brotan como frutos violentos de una semilla desconocida. Cada año, a finales de octubre, y después de la muerte de varios de sus parientes, la familia de Cara se vuelve inexplicablemente propensa a los accidentes. A pesar de que guardan bajo llave los cuchillos, acolchan los bordes afilados de las mesas y desconectan los aparatos eléctricos, los incidentes los persiguen dondequiera que vayan. La temporada de los accidentes se convierte en un temor obsesivo y creciente. Poco a poco Cara descubrirá que no todas las cicatrices provocadas por la temporada de los accidentes son físicas, y que sus orígenes más oscuros se hallan relacionados con los secretos ocultos de cada uno de los miembros de su familia.
  

Esta noche se celebra Halloween, y nos falta para el reto genérico uno de temática juvenil, así que ha llegado el turno de reseñar La temporada de los accidentes, leído hace ya... no sé, dos o tres meses, pero que por unas cosas u otras todavía no os había traído por aquí, y coincide que conjuga ambas cosas.

Con este libro me ha pasado algo muy curioso. Me puedo tirar años sin leer una novela clasificada como juvenil, pero esta la quería, LA QUERÍA, incluso desde antes de que fuese publicada en España. Sigo preguntándome por qué, pero así fue, y estuve totalmente pendiente hasta que por fin la editorial Océano la publicó en castellano con esa portada preciosísima que veis arriba (mucho más bonita incluso que la original). Y la compré nada más verla en la librería. Luego, como tantos otros libros en mi estantería, se ha tirado esperando un montón de meses para ser leído.

Se acerca octubre, y eso en la familia de Cara significa accidentes inexplicables. Desde hace años, cuando llega este mes, deben esconder cuchillos y objetos afilados, mirar muy bien donde pisan, proteger esquinas y conducirse por la vida con mucho, muchísimo más cuidado de lo normal. Estos accidentes pueden no tener más consecuencias que magulladuras o cortes, algún brazo roto, algún "casi" ahogamiento... o, en los peores años, pueden significar la muerte de alguien. Y este octubre parece que va a ser de los peores. Cara, junto a su madre y su hermana Alice, su mejor amiga Bea, y Sam, que vive con ellas desde que su padre abandonó a la madre de Cara, lo tienen asumido y viven con ello. Pero este año es diferente porque además entra en escena Elsie, una amiga de la infancia de Cara que ha desaparecido en el instituto, nadie parece saber quién es ni recordar su aspecto, pero está más presente que nunca en la vida de nuestra protagonista. Y así conforme se acerca la noche de Halloween, último día del mes de los accidentes, empezarán a salir a la luz secretos que puede que les hagan comprender algunas cosas que han permanecido ocultas y silenciadas en el tiempo.

Debo empezar diciendo que la lectura me ha sorprendido sobre todo en su último tercio: se vuelve muy... no voy a decir confusa, porque no es la palabra (¿o sí?), pero sí muy metafórica, simbólica, y quien busque una lectura ligera debería pensarse dos veces leer este libro. No es que esperase una lectura fácil, no quiero que nadie me malinterprete, pero sí que es verdad que creo que este libro no es para todo el mundo, y de hecho estoy casi segura de que tiene que haber decepcionado o confundido a algunos lectores que buscasen algo más sencillo o pensasen que se iban a encontrar otro tipo de historia. Según tengo entendido, muchos lo han dejado porque no eran capaces de seguir el hilo, se perdían y desconectaban, y es que con esta historia hay que tener paciencia... seguir el paso que marca. No te lo pone fácil.

El caso es que empieza con una historia normal, con problemas de adolescentes unidos al elemento anormal que suponen estos accidentes inexplicables... pero se llega a un punto en la narración, a partir del último tercio, que no es lo que te cuenta, sino cómo te lo cuenta, donde la autora hace el quiebro. Ahí es donde empieza a complicarse la estructura de la novela y donde creo que se desmarca de lo que esperas en un principio de ella. Y ya te puede gustar o no. Puedes comulgar con ello o no. Puedes comprenderlo o no. A mí sí me ha gustado, pero no os voy a mentir, esa parte hay que leerla despacio, con cuidado, incluso releer algunos párrafos para captar exactamente lo que la autora te quiere decir. Y creo que precisamente eso es lo que ha hecho que disfrutase de la lectura: que no me lo esperaba. No me esperaba esa dificultad, que la autora me pusiera a trabajar.

Así que tenemos dos vertientes en la historia: la que tiene una temática claramente del género, con adolescentes, sus problemas, sus miedos, sus primeros amores, relaciones prohibidas, e incluso se toca el tema de los malos tratos y las actitudes tóxicas dentro de una relación, ya sea por parte de uno de sus componentes o de ambos... y luego está la otra parte, mi favorita, la que da nombre al título, la que me llamaba con campanillas: el mes de los accidentes, los sucesos paranormales, las cosas inexplicables que les ocurren y que empeoran en la última semana del mes conforme se acerca la noche de Halloween, a lo que hay que sumar la inexplicable desaparición de Elsie, esa amiga de la infancia que pasa desapercibida para todo el mundo pero que parece estar siempre donde Cara está... ¿La temporada de los accidentes es real, les ocurren realmente todas esas cosas, o hay algo más? ¿Y ese algo es sobrenatural, humano, o ambas cosas al mismo tiempo?

Esta historia es más oscura de lo que pueda parecer en un principio, muy peculiar, con tintes sobrenaturales y una atmósfera evocadora que, en su última parte, hacen que no sea una lectura fácil. Narrada en primera persona por Cara (alternando capítulos en flashback donde se nos narran accidentes ocurridos en el pasado durante esta temporada fatal), la pluma de esta autora me ha sorprendido por lo cuidada que está cuando la cosa se pone complicada, y por mucho que se enrede todo, por mucho que se complique la narración y todo lo que rodea a esta familia, se llega a un final donde se cierran todos los frentes.

Uno de los aspectos que más me llamaban del libro era su ambientación en Irlanda, y más concretamente en el condado de Galway. La fina línea entre lo mágico y lo real, lo tangente y lo del más allá, se difumina en esa tierra, allí todo es posible, y creo que la autora plasma muy bien esa atmósfera. En varias ocasiones nos lleva a la propia ciudad de Galway, y yo, que he estado allí, cerraba los ojos y me veía, sentía el ambiente. Es un condado que intensifica las sensaciones, las espabila, sientes que todo es diferente... seguramente hay duendes, hadas y brujas haciendo todavía de las suyas por allí, estoy convencidísima xD. Quizás hay que amar mucho Irlanda, sus raíces, su historia, sus particularidades, para saborear bien esta novela, no lo sé. Y yo, creo que queda claro, adoro Irlanda.

Lo he reiterado a lo largo de la reseña y lo repito: no creo que sea una lectura para recomendar a la ligera. Es una historia que se sale un poco de lo habitual, que pelea por ser diferente, por desmarcarse de los estándares del género. Y lo consigue. No es un novelón, pero tiene algo que la hace muy diferente... siguen rondándome algunas partes del libro y, como digo al principio, hace ya unos meses que terminé la lectura. Y eso para mí es una muy buena señal.




Moïra Fowley-Doyle es mitad francesa, mitad irlandesa, y vive en Dublín con su marido, sus hijas y su gato. A la mitad francesa de Moïra le gusta el vino tinto y los libros oscuros en los que todo el mundo muere. A su mitad irlandesa le gustan el té y los finales felices.

Moïra pasó varios años en la universidad estudiando los vampiros en la literatura juvenil antes de que ella misma comenzara a escribir ficción juvenil en la que no aparecieran vampiros de ninguna clase. Compuso su primera historia con ocho años de edad cuando le dijeron que si escribía un cuento sobre las arañas no tendría miedo de ellas nunca más. Moïra todavía teme a las arañas, pero nunca ha dejado de escribir.

La temporada de los accidentes es su primera novela.

19 comentarios:

  1. Pues ya me había fijado en esta novela y rápidamente la descarté por lo de juvenil pero leyéndote tengo bastante claro que me gustaría más a mí que a mis hijos.
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. No lo conocía, pero lo que cuentas me gusta, aunque me echa un poco para atrás que no sea una lectura para todo el público... Si cae en mis manos lo leeré.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola Miss H!

    Me gustan las novelas que me aportan un algo diferente a lo de siempre, soplos de aire fresco en las lecturas, así que tras leerte no me cabe duda que esta novela es para mi, al menos para darle una oportunidad seguro.

    Un besito cielito!

    ResponderEliminar
  4. Hola! Desde el principio hemos tenido dudas con esta novela, nos da miedo que pueda llegar a ser tan retorcida que no nos llegue a llenar. Viendo lo que comentas quizás le demos una oportunidad.
    Un beso

    ResponderEliminar
  5. Hola, no suelo leer literatura juvenil pero esta reseña me ha picado la curiosidad; si me cruzara con él le daría una oportunidad.

    Un beso

    ResponderEliminar
  6. Wow, ¿y ahora qué hacemos? De mano me gusta la idea y lo de la ambientación irlandesa en este tipo de historias pues viene que ni pintado, y me chifla.
    Pero me preocupa ese giro de chapa que le da a la autora, no sé cómo me lo voy a tomar. Por un lado me atrae y no me importa currar un poco pero igual no tiene todo el sentido que debiera.
    No sé. Pensaré.
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Uy, me has provocado sentimientos encontrados. POr una parte, la sinopsis me parece super atractiva, y tu reseña me ha gustado, precisamente porque yo no leo ni terror, ni juvenil ni mil cosas más, pero te ha gustado tanto....
    Jo, dudo... ME la voy a anotar y me lo pienso.
    Muaaaak

    ResponderEliminar
  8. Hola, hace mucho tiempo que leí esta novela, pero recuerdo que me gustó muchísimo. Es una historia diferente y muy especial, un drama que me marcó. Aunque es cierto que no se puede recomendar esta lectura a todo el mundo :)

    ResponderEliminar
  9. Pues no me hubiera fijado en este libro pero viendo cómo te ha gustado, como se cruce en mi camino, cae seguro.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  10. Pues no sé, por un lado me llama y por otro no, la tendré en cuenta pero no iré corriendo a por ella. Besinos.

    ResponderEliminar
  11. No termina de llamarme la atención esta vez, no sé si por el género o por la propia historia, o un poco de las dos.
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  12. ¿Por qué siempre traéis novelas con portadas tan inquietantes? Jajajaja aunque por otra parte me gusta, porque muchas ni las conozco y a mi me encanta que me descubran libros :) Y tranquila, yo también amo cosa mala todo lo que tenga que ver con Irlanda, también creo que es un lugar mágico y que algún día me mudaré por sus tierras para ir en busca de mi futuro marido... pero sí, esa es historia para otro día jajajaja volviendo al libro, te pasa como a mi. Puedo estar siglos sin leer una novela juvenil pero a veces llegan historias tan atractivas que se me antojan de una manera irracional y hasta que no las consigo no paro. Y ésta, que lo sepas, tiene pintaza. Entre el toque sobrenatural y la ambientación, además de no ser una lectura del todo sencilla (Soy masoca) me has convencido por completo. ¿Por qué no me suena de haberla visto en librerías? Buscaré más a fondo la próxima vez que pise una.

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  13. Me sorprende la reseña, porque en un principio he leído que se trataba de literatura juvenil, pero luego dices que la última parte es complicada de entender... eso no me cuadra con literatura juvenil...
    Por otro lado me picas con eso de los sobrenatural, Irlanda y demás... pero claro como tiendo a subestimarme pienso que voy a ser de esas que no va a entender nada del final... así que no sé si me lanzaré con él o no...
    Un besazo

    ResponderEliminar
  14. Uy la verdad es que la tenía vista de antes pero no me había parado demasiado a ver las reseás y menos una que analizara tantos aspectos. Me ha llamado la atención el giro que hace la autora en el último tercio y el tema del realismo y la magia en irñanda que me parece curioso lo que dejas caer.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  15. Yo no termino de verlo claro ni por el genero ni por lo que dices de que se vuelve muy metafórica. Lo dejo pasar.
    Besos

    ResponderEliminar
  16. Hola MH,

    Sí... yo también le eché el ojo cuando se publicó y he leído muy buenas reseñas positivas al respecto...
    A ver... es verdad que a veces una lectura sencilla y amena pues se agradece dependiendo del momento que tengamos, pero creo que no hay tener miedo de lecturas que, como bien dices, te van marcando ellas mismas el ritmo y se van abriendo al lector poco a poco...
    Hace nada leí también uno de miedo para estas fechas y tampoco era una lectura ágil... y no me disgustó para nada... la información se daba en el momento que tocaba y eso hacía que la trama cogiera fuerza y consistencia... también los lectores más exigentes se merecen libros a su altura, no?

    Ya te digo... está en mi lista de pendientes desde hace tiempo...;)

    ResponderEliminar
  17. Lo tengo apuntado desde hace tiempo. Me pasó como a ti, lo vi y me quedé como hipnotizado, no sabría decirte qué, si la preciosa portada, el sugerente título o la extraña trama, pero me atrajo desde el primer momento. Me llama la atención eso de que llegado a un punto el libro te lo pone difícil, quién sabe, tal vez sea un plus en vez de un inconveniente. Tendré que leerlo para poder opinar.

    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  18. Vaya, pues sí que me ha sorprendido eso de que no sea una lectura para cualquiera...En general me llamaba la atención por la trama, pero eso de que se vuelva confusa y simbólica me echa para atrás. No sé, lo iré pensando :/

    ResponderEliminar