miércoles, 23 de mayo de 2018

RESEÑA (by MH) ::: LOS CRÍMENES DE CATER STREET - Anne Perry




Título original: The Cater Street Hangman 
Autora: Anne Perry 
Editorial: Plaza & Janés  
Traducción: Gloria Méndez 
Páginas: 328 
Fecha publicación: 1979
Fecha esta edición (4ª): abril 1997
Encuadernación: bolsillo
Precio: descatalogado
Diseño de cubierta: Judith Commeleran 
Fotografía de cubierta: Mary Evans Picture Library

Con Los crímenes de Cater Street Anne Perry inicia la serie de novelas que tienen por protagonista al inspector Thomas Pitt, un discreto policía londinense destinado a desentrañar, en plena época victoriana, los horrendos crímenes perpetrados por una sociedad reprimida e hipócrita.

En esta ocasión un barrio de clase acomodada se ve sacudido por un sanguinario asesino. Las víctimas son siempre mujeres jóvenes que aparecen brutalmente estranguladas. En su investigación, Pitt encuentra el apoyo de Charlotte Ellison, una encantadora muchacha disconforme con las rígidas actitudes de su clase social.

Creo que 2018 va a ser mi año de las relecturas, porque aquí vengo con otra, y en este caso tiene un por qué. Me he propuesto varios retos atemporales que puede que me lleven la vida entera, pero como el optimismo es gratis, allá que voy. De momento me he planteado tres, y como una es muy profesional, me he hecho hasta banners y todo. Los he juntado todos en este enlace, e iré añadiendo seguramente algún reto más. El caso es que uno de ellos es empezar a releer desde el principio la serie del inspector Pitt, de la autora Anne Perry. ¿Por qué? Pues porque los he leído sueltos, dejé de leerlos en algún momento, esta mujer no se jubila y sigue publicando, los nuevos no los compro porque me faltan algunos entre medias por leer... Y yo adoro a Pitt. Mucho. Así que he decidido coger el toro por los cuernos y empezar otra vez por el principio. Tengo 31 libros por delante (si pensáis que me falta un viaje, acertaréis. Si pensáis que me faltan dos, ni os cuento xD).

Estamos en 1881, y la vida en casa de los Ellison transcurre con la normalidad de una familia de clase media-alta. El matrimonio Ellison tiene tres hijas: Sarah, la mayor, casada con el atractivo Dominic Corde, Emily y Charlotte. Todos ellos viven en el hogar familiar, y nada más comenzar el libro vemos que el asesinato de la joven Chloe Abernathy, vecina del barrio donde viven, es la comidilla a la hora del té. Pero la vida sigue, los asesinatos se suceden, y cuando resulta evidente que hay un asesino en serie suelto por sus calles y la muerte cae sobre la propia casa de los Ellison, es cuando la familia ve cómo su vida se ve invadida por la policía, la desconfianza y los recelos... sin duda el asesino es alguien conocido por las fallecidas, tiene que ser alguien del vecindario, ¿pero quién?

La historia se toma su tiempo en arrancar, pero no porque se haga lenta, sino porque se nota que Perry tenía muy claro que esta serie iba para largo y hace un desglose detallado a lo largo de las páginas del mundo que rodea a la familia Ellison. No solo nos presenta a todos sus miembros, sino su modo de vida, sus costumbres, sus relaciones, sus rutinas... Y digamos que tienen que morir unas cuantas jovencitas hasta que por fin, ¡por fin!, el inspector Pitt hace acto de presencia y da comienzo a la larguísima serie que lleva su nombre.

Sin duda son varias las cosas a destacar de la novela. Por un lado, el retrato del Londres victoriano que se aleja de las fachadas impolutas de sus calles y sus habitantes. Perry se caracteriza en su obra precisamente por escarbar en lo que se esconde detrás de las buenas apariencias y las buenas maneras, sobre todo en una clase social elevada en la que todos parecen que nunca han roto un plato pero donde, quien más y quien menos, tiene muchos secretos que esconder. Por otro lado, y aunque es una novela coral en cuanto a personajes y todos tienen sus escenas y subtramas, la protagonista indiscutible es Charlotte. Mientras que sus hermanas cumplen con el papel de la época (bien casadas y acomodadas, o en busca de un buen pretendiente que mantenga o eleve su estatus social), Charlotte es independiente, inconformista, inquieta, lectora voraz, interesada por lo que ocurre más allá de la puerta de su casa, preocupada por aquellos que no han tenido tanta suerte como ella, que siempre dice lo que piensa, respondona y con mucho carácter que no siempre sabe controlar... Todas estas cualidades son las que llaman de inmediato la atención del inspector Thomas Pitt cuando llega a la casa.

¿Y qué os puedo decir de Pitt, este inspector no demasiado agraciado, despeinado y desaliñado, con inteligentes ojos azules, hermosa voz y dicción perfecta "a pesar de ser solo un policía"? Pitt tiene un sentido del humor peculiar y no se achanta ante las continuas muestras de desprecio hacia él (un policía era como un comerciante, un simple obrero de clase inferior. Solo los pobres llamaban a la policía). No sabe comportarse en sociedad (ni quiere, diría yo), es descarado con Charlotte, la repasa de arriba a abajo con la mirada sin cortarse un pelo, le habla de lo que hay más allá de su barrio refinado, de la verdadera pobreza, del crimen, la delincuencia, la mendicidad infantil, la prostitución... le abre los ojos a una Charlotte que vive en los mundos de Yupi y para la que un asesino debe ser barriobajero y pobre, jamás alguien respetable. Tiene muy buenas intenciones pero es muy ingenua en cuanto a lo que muchas almas esconden tras un rostro elegante. Y que Pitt le cuente la verdad, le hable de tú a tú y confíe en ella al tiempo que se muestra impertinente y se la come con los ojos... bueno, os podéis imaginar :)

No cabe duda de que el plato fuerte de la novela es el desarrollo de la relación entre la señorita Ellison y el sagaz inspector Pitt, pero más allá de esto, evidentemente estamos ante una novela de intriga policíaca, solo que un tanto atípica y mucho más calmada que cualquier novela que se rija por los cánones actuales, así que el futuro lector debe estar sobre aviso: el retrato social de la época y la clase social media-alta, la relación entre Pitt y Charlotte y la investigación se reparten a partes iguales el protagonismo de la historia. Eso sí, nadie debe perder de vista que Pitt es un excelente policía. Muy intencionadamente comienza a repartir sospechas entre todos los hombres de la casa, y aunque el método policial en aquella época tenía muchas limitaciones y se tarda toda la novela en sacar algo en claro con respecto al culpable, es como un sabueso que no deja de olisquear su presa sin importar si molesta o no.

¿Conocéis esa sensación de que un libro sabes que te encanta, que guardas un recuerdo fantástico de su lectura, pero no recuerdas los detalles exactos ni las razones concretas de por qué? Pues eso me ha pasado con Los crímenes de Cater Street. Y volver a leer esas mismas cosas que me encantaron, y descubrir además que me siguen gustando ahora igual o más, ha sido un gustazo. He redescubierto una ironía latente durante toda la novela que no recordaba del todo, y Thomas Pitt me sigue pareciendo un personaje inolvidable dentro de la literatura de detectives... iba a decir clásica, pero no es realmente el caso. Aunque este libro tiene ya sus años (1979), es en la forma en lo que parece un clásico. Perry sigue las normas de la literatura policíaca de muchas décadas atrás: abres el libro y huele a clásico del género, a novela que te arrastra por el Londres victoriano, a la niebla en la que se esconden depredadores, a la labor policial que solo puede avanzar a base de preguntar, preguntar, preguntar porque no había más medios, al romance que tarda todo un libro en ebullir y hierve a fuego lento a base de miradas, palabras no dichas y conversaciones inteligentes... 

Sé lo que me vais a decir, lo sé: que al formar parte de una serie no os apetece, que ni de broma os vais a poner a leer esto con 31 libros por delante con todo lo que tenemos pendiente por leer, que vaya pereza... ains, lo sé. Pero si algún alma aventurera (y locática como yo) se atreve, creo que disfrutará de la novela en particular y de la serie en general. De hecho seguramente habéis leído libros sueltos de este detective porque se siguen publicando, y el último se editó en España este pasado mes de marzo (Traición en Lancaster Gate), pero es que yo estoy empeñada en volver a leerlos todos desde el principio y recordar su evolución. Tengo muchas ganas de llegar a los libros que no he leído, pero siguiendo el orden. Se lo debo a Pitt, uno de mis crushes literarios desde que era una cría... y yo soy muy fiel a mis crushes literarios.

Por cierto, supongo que todo el mundo sabe quién es realmente la autora, Anne Perry, pero por si alguien anda despistado, su nombre real es Juliet Hulme, y protagonizó durante su adolescencia en Nueva Zelanda un truculento crimen real que fue llevado al cine por Peter Jackson en la película Criaturas celestiales (le dio vida la actriz Kate Winslet). Juliet se reinventó en Inglaterra, se sacó de la manga a Anne Perry... y ahí la tenéis, culpable de asesinato (sip) y muchimillonaria gracias a sus libros (estupendos para quien le guste el género, que una cosa no quita la otra). Anne Perry es en sí misma un personaje de novela.

Incomprensiblemente no hay una serie de televisión que adapte esta serie de libros, aunque en 1998 se hizo una intentona adaptando este primero que os traigo hoy. Si no se ha leído la novela y no se conoce la historia está bien, es un period drama muy aceptable. Si se ha leído el libro, meten unos cambios a todos los personajes que a mí, particularmente, no me gustan nada (Pitt a la cabeza). No os la reseño porque hoy por hoy está complicada de encontrar para verla (si alguien la quiere que silbe, por cierto), pero bueno, para quien le gusten los period dramas y no le importe verlos en versión original con subtítulos, estas adaptaciones siempre resultan interesantes :)

Termino, y me despido confiando en lo buenas personas que sois y en que me perdonéis por el tocho. Os dejo con el tráiler (o algo así) de la peli que os comento arriba.







Anne Perry nació en Blackheath, Inglaterra, en 1938. Su escolarización fue interrumpida en varias ocasiones por los frecuentes cambios de domicilio y sucesivas enfermedades, que la llevaron a dedicarse apasionadamente a la lectura. Su padre trabajó como astrónomo, matemático y físico nuclear. Él fue quien la animó a dedicarse a la escritura. Tardó veinte años en publicar su primer libro. Durante todo ese tiempo realizó diferentes trabajos para ganarse la vida y dedicarse a lo que realmente era su pasión: escribir. Su primera novela sobre la serie del inspector Pitt, editada en 1979, fue Los crímenes de Cater Street. Anne Perry se ha consagrado como consumada especialista en la recreación de los claroscuros, contrastes y ambigüedades de la sociedad victoriana. Su serie de novelas protagonizadas por el inspector Pitt y Charlotte, su perspicaz esposa, es seguida por millones de lectores en todo el mundo.

16 comentarios:

  1. ¡Ya me habéis vuelto a liar! ¡si es que lo sabía! si es que en cuanto he visto que salía vuestro blog en los blogs amigos con esta portada y este título he dicho: como entres las inquilinas te lían Yolanda, que te lían...y así ha sido, apuntado.

    ¡Ayyyyy! besitos 💋💋💋

    ResponderEliminar
  2. Me parece una idea estupenda organizarte tu propio reto para leer o releer algo, de verdad, admirable. Yo con lo único que estoy poniéndome al día es con las reseñas atrasadas, tres entradas a la semana aprox y me las voy quitando de encima.
    Lo demás, mis propios retos puessssss, no me están saliendo muy bien.
    BEsos.

    ResponderEliminar
  3. Hola guapa, qué casualidad porque acabo de terminar de leer Un misterio en Toledo, el nº 30 de esta saga de Pitt. Dentro de poco pondré reseña. Aunque te adelanto que no me ha llamado mucho la atención. Se notaba que el número treinta porque no detalla nada de la vida de Pitt y de Charlotte, ni de la relación que tiene con Vespasia (de hecho he tenido que buscar en Internet para ver si encontraba la relación, y según unos es su tia, y según otros su tia abuela, así que ya ves...).
    En definitiva, que por un lado me picaba la curiosidad y no sabía si leer el primer libro o no... pero es que 31 libros, son 31 libros... Bastante tengo ya con el Reto de Agatha Christie, jeje... igual en otra vida.
    Un besazo

    ResponderEliminar
  4. Pues yo no sé si me atrevería con los 31, pero con este primero seguro que sí con lo que has contado. ¿Qué hacía yo que no había prestado atención a esta saga? Ambientada en el Londres victoriano, personajes super interesantes... ¡Qué ganas me entran de leerlo!
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Leí algunos hace tiempo y uno que me gustó mucho fue el de la médium. Leí alguno más pero se metió en el tema guerra y la aparté, porque además se me parecían mucho unos a otros. Este que nos traes parece que es de los que me podría gustar. Depende del caso que trate. Me gustaba mucho Pitt. Y el estilo de la autora.
    No sé si lo leeré algún día.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Yo soy de las que empezó con esta serie desde el comienzo y en el momento de su publicación. Ley tres creo recordar pero no acababan de convencerme sobre todo por el ritmo.Cada vez que veo alguno por ahí estoy tentada de volver a retomarla pero me puede la pereza.Y ahora que lo pienso...tendría que ir a la biblio a recuperar mis tres ejemplares porque los doné. Me los devolverán?
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Te lo compro ;D No he leído ninguno, pero he de decir que tras leer tu reseña, no me importaría para nada! Así que me lo llevo.
    Un besito

    ResponderEliminar
  8. Jejeej qué bien nos conoces. Es que con las series es lo que pasa. Yo creo que a este tipo de sagas en mayúsculas me acercaría cuando ya me hubiera leído esos 31 libros pendientes (que en mi caso ya van por 300)y para disfrutarlos uno por uno en la playa. De Perry creo haber leído un libro suelto, no me preguntes el título, y recuerdo que me gustó. Hasta ahí. No sé qué haré en mi futuro lector. Besos

    ResponderEliminar
  9. Leí hace unos años un libro de este personaje y la verdad es que no me llegó a convencer del todo, pero viendo que te gusta tanto que vas a leerte todos sus libros en orden, puede que le de una oportunidad, a ver si esta vez me gusta algo más.
    Besos

    ResponderEliminar
  10. La verdad es que hay que estar algo loca para releer la saga entera, pero por otra parte me da mucha envidia tu valentía! jajajaja

    Es innegable que la historia es super atractiva, no me importaría nada probar con este primer título y luego ya sobre la marcha! Ayss la estaba confundiendo con Anne Rice, la escritora de los vampiros, pero ya centrada me acabo de acordar que tengo uno de sus títulos, aunque no sé si pertenece a esta saga. Se llama "Los pecados del lobo". No te diría yo que no pruebe con él, al menos para conocer su estilo.

    Oye, me he quedado muerta con la historia real de la autora. Qué curioso!

    Besitos

    ResponderEliminar
  11. Pues yo estoy sin estrenarme con la autora y cada vez me iba dando más pereza y ahora vienes y me tientas mucho mucho.
    Besos.

    ResponderEliminar
  12. No he leído ningún libro de esta autora. Sí vi la peli de Peter Jackson, por cierto. Si no fuera una serie tan larga me animaba seguro. Pero bueno, tampoco voy a decir rotundamente que no, que me has picado la curiosidad. Si tropiezo con alguno de sus libros, quizás sí me anime.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  13. Solo he leído un libro de esta escritora y es precisamente el que nos traes. Recuerdo que me gustó, pero no llegó a entusiasmarme. Besos.

    ResponderEliminar
  14. Qué me gusta esta autora, leñe! Yo me he leído casi todo de Pitt (menos las últimas) y de Monk. Al principio era muy de Pitt, luego he pasado a adorar a Monk. Hubo ahí un giro en el que se politizó mucho Pitt y Monk salió a flote. Así que me encantan ambos. Animo con tu reto, tienes muuuuchas novelas con las que ponerte al día. Pero esta, esta es maravillosa.
    besos

    ResponderEliminar
  15. Hace años leí algún libro de esta autora y muy bien, la verdad. Diría incluso que leí éste pero no lo puedo asegurar
    Besos

    ResponderEliminar
  16. Pues con esta ambientación, no creo que me pueda escapar de la tentación de leerlo, jeje. ¡Gracias y un besazo!

    ResponderEliminar