miércoles, 9 de enero de 2019

RESEÑA (by MH) ::: MARIA QUIERE SER TU AMIGA - Laura Marshall





Título original: Friend request
Autora: Laura Marshall 
Editorial: Duomo
Traductor: Josep Escarré Reig
Páginas: 450
Fecha de publicación: noviembre 2018
Encuadernación: rústica con solapas
Precio: 18,50 euros 
Diseño de cubierta: Opalworks BCN
Cuando Louise Williams recibe un mensaje procedente de alguien de su pasado muy lejano, le da un vuelco el corazón.

«Tienes una solicitud de amistad pendiente de Maria Weston.» 

El problema es que Maria Weston desapareció hace más de veinticinco años, tras la fiesta de fin de curso del instituto. Todo el mundo cree que está muerta, especialmente Louise, que ha vivido durante este tiempo custodiando un terrible secreto. Sin embargo, los mensajes de Maria continúan, y cada vez son más escalofriantes. ¿Quién los envía? Al reconectar con los viejos compañeros y tratar de averiguar qué sucedió realmente aquella noche, Louise descubre que hay muchas cosas que desconocía.

En Navidad suelo leer muchos clásicos y entre medias alguna novela contemporánea más ligera y entretenida que modere esas lecturas y, sin hacerlo a propósito, me he dado cuenta de que tanto el año pasado como este esa lectura ligera y entretenida ha venido de la mano de la editorial Duomo. Si el año pasado fue El mago que se perdió en su sombrero, este año ha sido Maria quiere ser tu amiga, que ha llegado a nuestro país con la vitola de thriller superventas, aunque ya sabéis que yo a eso no le hago ningún caso. A mí me tiene que llamar la historia, la sinopsis, y eso es lo que me hizo decidirme por esta lectura.

El punto de partida es la solicitud de amistad que Louise recibe en su cuenta de Facebook de una antigua conocida del instituto, Maria Weston... solicitud que podría resultar normal de no ser porque Maria desapareció y fue dada por muerta 27 años atrás, y porque Louise está bastante segura de que ella tuvo mucho que ver en esa desaparición. A partir de ese momento Louise tendrá que enfrentarse a su pasado en el instituto (un pasado que siempre le ha perseguido aunque ya creía haberlo superado) y a las malas decisiones que tomó durante aquellos años, además de restablecer el contacto con todas las que fueron sus amistades en aquella época y a las que no ha vuelto a ver desde el baile de graduación (a excepción de Sam, que acabó convirtiéndose en su marido años después... y ahora ya es exmarido). Todo eso mientras no deja de sentirse vigilada y de recibir mensajes amenazadores de esa persona que dice ser Maria Weston y que parece saber demasiado sobre lo que ocurrió aquella fatídica noche.

La narración está dividida en tres partes que se van alternando. Una, narrada en primera persona, es la del presente, en la que conocemos a la Louise actual, recién divorciada de Sam, madre de un niño de cuatro años y mujer que intenta adaptarse a su nueva situación familiar tras la infidelidad y posterior abandono de su marido. En esta situación de especial fragilidad, la solicitud de amistad de Maria Weston llega a su vida como un mazazo, pues no solo tiene que enfrentarse a la Louise insegura, influenciable y carente de personalidad que una vez fue, sino que siente amenazada la vida de su hijo y no puede confiar en nadie para contar lo que realmente está pasando, porque entonces tendría que dar explicaciones que no puede ni quiere dar sobre lo que pasó 27 años atrás.

Eso nos lleva a la segunda narración, también narrada en primera persona y que nos retrotrae a 1989, cuando Maria Weston llegó como nueva alumna al instituto donde Louise estudiaba y narra todo lo que ocurrió durante aquel año hasta su desaparición. Aquí conoceremos a la Louise de 16 años y su círculo de amistades; una Louise desesperada por encajar, por ser popular, por hacerse un hueco entre la gente guapa y envidiada de su instituto... hasta el punto de doblegar su voluntad una y otra vez ante la manipulación de los demás con tal de sentirse aceptada sin importar el daño que pudiera hacer a otras personas. 

Y luego está la tercera. Esta narración, mucho más esporádica que las otras dos y con capítulos de apenas un par de páginas, se mete en la piel y los pensamientos más profundos e íntimos de un personaje del que no conocemos la identidad hasta el último momento y del que, por tanto, no puedo decir nada. Sí que puedo adelantar que, una vez has leído el libro completo, quieres releer esos capítulos de un modo aislado sabiendo ya a quién se refieren para poder otorgarles un significado más completo que se te puede escapar cuando los lees sin conocer su identidad. 

Maria quiere ser tu amiga es efectivamente un buen thriller, porque el objetivo final de la historia es descubrir quién está detrás de esos mensajes, si Maria Weston sobrevivió y ha vuelto 27 años después para saldar viejas deudas o si otra persona está haciéndose pasar por ella... pero también es una visión muy acertada sobre ese microcosmos a veces cruel y perdido en que se convierten los años de instituto, los distintos tipos de personas que forman parte de esos microcosmos, la escala social que se ocupa en ellos y lo frágiles e inestables emocionalmente que somos las personas a esas edades en que ni somos niños ni adultos y peleamos por hacernos un hueco en el mundo que nos rodea con una autoestima que depende casi por entero de la imagen que los demás tienen de ti. Creo que todos los que hemos pasado por esa etapa de instituto seremos capaces de reconocer en nuestros recuerdos de aquellos días a muchos de los personajes que se retratan aquí, tanto los populares como los que miraban ese mundo de candilejas desde la grada sin apenas llamar la atención.

También, y es inevitable estando una red social como Facebook en el meollo base de la historia, se hace la correspondiente crítica a ese mundo paralelo que mucha gente vive en las redes sociales, donde cualquier parecido con su vida real es pura coincidencia y donde se siguen cumpliendo esos mismos patrones de la adolescencia de querer sentirse parte de un todo fantástico y maravilloso en el que no tienen cabida el fracaso, la soledad o la mediocridad. Todo es bonito en las redes sociales; la realidad que se esconde más allá, a barrerla debajo de la alfombra.

A mí me ha parecido un libro muy entretenido y muy ligero de leer gracias a la prosa sencilla de la autora y al modo en que arma la historia, que te hace querer leer un capítulo detrás de otro para intentar averiguar qué pasó realmente 27 años atrás (información que Louise nos racanea durante casi todo el libro) y si Maria Weston es Maria Weston, si se trata de otra persona que actúa usando su nombre, y qué es lo que busca, sea quien sea quien esté detrás. Sobre el final, ya iba avisada de que era bueno y sorprendente gracias a la reseña de Inés, pero aun así me pilló por sorpresa y me pareció un cierre muy digno para la historia. Lo dicho, una lectura ágil e ideal para intercalar entre lecturas más sesudas y densas, que ofrece lo que promete, horas de entretenimiento... lecturas de estas desengrasantes, como yo suelo llamarlas. 

Al hilo del final, por cierto, me despido con una pregunta para quienes hayáis leído el libro. El final es cerrado, el libro es autoconclusivo... ¿pero no os da la sensación de que la autora lo apaña de tal manera que puede caber una continuación, sea la que sea? A mí me ha dejado con esa sensación: que si acaba aquí la cosa, acaba bien y completamente cerrado, pero si quiere continuar, tiene de donde tirar. O lo mismo soy yo echándole imaginación al asunto :)

Laura Marshall creció en Wiltshire (Reino Unido) y estudió Filología Inglesa en la Universidad de Sussex. En 2015 decidió que era hora de cumplir su sueño de escribir una novela y se matriculó en un curso de escritura. Su primera obra, Maria quiere ser tu amiga, fue finalista del Bath Novel Award y seleccionada para el premio Lucy Cavendish de la Universidad de Cambridge.
 
Con su debut ha conseguido copar las listas de los libros más vendidos durante casi un año.

21 comentarios:

  1. ¡Hola!

    A mí al principio no me atrapó, incluso llegué a pensar que me había equivocado en la elección, pero afortunadamente esa sensación duró poco, cuando me enganchó, lo hizo pero bien. En cuanto a tu pregunta, pues es posible que se deje la hebra colgando por si acaso, ya veremos.

    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Tiene una pinta estupenda, es de los que me gustan... Apuntado.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. La verdad es que es una época que tengo muy lejana pero que recuerdo con nitidez. Ahora es mi hijo quien la vive y la verdad es que no le envidio en absoluto jeje. La novela tiene una pinta estupenda, no me importaría leerla.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Su final es sorpresivo, si, pero creo que está muy forzado y poco tiene que ver con el grueso de la trama. Besos

    ResponderEliminar
  5. La trama se me antoja muy cinéfila. Parece una lectura ágil y adictiva, de esas que te van desvelando detalles trascendentales con cuentagotas y se reservan lo mejor para el final. No me importaría leerla si se cruza en mi camino.

    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  6. Estoy de acuerdo con tus impresiones, lo pasé bien que era lo que esperaba y el final me sorprendió.
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Pues yo lo deje pasar cuando tuve la oportunidad, de hecho estuve dudando, si, no, si, no y al final no me incliné por él, ahora te leo y no te creas que estoy tan convencida de haber acertado, ni de lanzarme a por él 🤪😵 que lío 😅😅😅

    Besitos carinyet 💋💋💋

    ResponderEliminar
  8. Hola guapa, pues esta vez no me convences del todo... me pica la curiosidad... pero todo eso del instituto, de la gente popular y la que no lo es (que me suena más a instituto americano que a lo que yo viví...) no me llama la atención.

    Un besazo

    ResponderEliminar
  9. Me llama mucho la atención, así que si lo leo ya comentaremos sobre ese final.
    Bs

    ResponderEliminar
  10. Aunque ahora mismo tengo poquito tiempo y me está costando horrores leer, siempre es bien añadir pendientes! Los thrillers me encantan, y aunque estoy algo más exquisita, vuestras críticas y su historia me animan con este título.

    Besitos

    ResponderEliminar
  11. Me llama y no me llama; me parece un argumento entretenido pero me da perezota. No sé si es el invierno pero me apetecen otro tipo de lecturas.
    Por el momento lo dejo pasar.
    Besotes.

    ResponderEliminar
  12. Pues sí que se ve ideal para desconectar de lecturas más densas. Lo tendré en cuenta.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  13. No lo he leído, pero tras leer la reseña me han entrado muchísimas ganas de hacerlo. Además, és mi género favorito.

    ResponderEliminar
  14. No sé si lo leeré por la cantidad de libros pendientes que tengo pero estoy segura de que me gustaría
    Besos

    ResponderEliminar
  15. Yo creo que también lo disfrutaría pero con un poco de cabeza debo ir descartando algunos títulos y quedarme solo con los más brillantes porque no puedo con todo.

    Besos

    ResponderEliminar
  16. Yo cuando presentan una novela como superventas me pongo a temblar... lo de la solicitud de Facebook me parece muy original, pero a la vez no me acaba de convencer el tema de redes sociales. Un abrazo

    ResponderEliminar
  17. Pues me lo llevo sin dudarlo. La portada no me gusta, pero la historia me atrae bastante. Ya os daré mi opinión sobre ella. Un beso.

    ResponderEliminar
  18. Compartimos impresiones, un thriller de lo más entretenido y mucho más complejo de lo que a priori puede parecer la sinopsis. En síntesis, una lectura muy recomendable, y de la que me encantaría que hubiese continuación porque material tiene.
    Besitos

    ResponderEliminar
  19. Hola!! Creo que esta lectura es para mí, a ver si lo puedo leer pronto. Tomo muy buena nota de tu impresión con este libro. ¡Genial reseña! Besos!!

    ResponderEliminar
  20. Me la anoto por si necesito pasar un rato entretenido y una lectura que enganche, en un descanso de otros libros.
    Un beso ;)

    ResponderEliminar