lunes, 11 de febrero de 2019

RESEÑA (by MB) ::: PRECIOSA POLLY PEMBERTON - Frances Hodgson Burnett




Título original: Pretty Polly Pemberton 
Autora: Frances Hodgson Burnett 
Editorial: dÉpoca
Traducción: Rosa Sahuquillo y Susanna González
Introducción: Blanca Briones 
Páginas: 180
Fecha publicación original: 1878
Fecha esta edición: noviembre 2018
Encuadernación: cartoné
Precio: 18,90 euros 
Ilustraciones interiores: Peterson's Magazine y Journal des Demoiselles






Inglaterra, 1877. El joven Gaston Framleigh, oficial de la Guardia, descubre que al otro lado de la calle, en una pequeña y humilde casita, reside una encantadora y vivaracha joven por la que se siente absolutamente cautivado... hasta que descubre su profesión: la preciosa Polly Pemberton es actriz de teatro, actividad del todo inadmisible a los ojos de un joven de noble cuna tan arrogante y engreído como él. No obstante, y a pesar de la mutua antipatía inicial, pronto empiezan a ser frecuentes sus visitas a la casa de los Pemberton, donde Gaston es bien recibido por la preciosa Polly —que reside junto a su aya y su poco respetable tío— hasta que ambos son advertidos del exceso e inconveniencia de dichas visitas.

Antes de que las habladurías alcancen cotas indeseadas, Polly, de carácter decidido y orgulloso, decide tomar cartas en el asunto, y la tirante relación entre los dos vecinos tomará nuevos derroteros… Sin embargo, las circunstancias y las amistades mutuas no se lo pondrán nada fácil para ignorarse el uno al otro.
De modo que, si tienen ustedes el hábito de dedicar su tiempo a leer historias románticas, habrán sabido al instante que, al anunciar el capitán Gaston Framleigh -en el primer capítulo- que estaba observando a una joven en un jardín, la joven en cuestión no habría aparecido en ese jardín sin el propósito de que sufriera o suspirara, se riera y se alegrara para su propio bien y el del capitán Gaston.
Con este precioso párrafo, Frances Hodgson Burnett nos introduce en otra joya literaria de la colección Delicatessen perteneciente a la editorial dÉpoca.

Preciosa Polly Pemberton es lo mismo que hablar de un romanticismo torticero y retorcido donde los sentimientos y el amor se desenfocan y se redirigen hacia un amor sufrido y de sentido único, donde los encuentros y desencuentros marcan las vidas de los jóvenes protagonistas: ella, la preciosa Polly Pemberton, actriz orgullosa y digna, y él, Gaston Framleigh, orgulloso oficial y supuesto heredero de una gran fortuna.

Los desequilibrios sociales y mentales están dados y, si a ello se añade el orgullo sumado de ambos, resulta muy difícil que el amor, una vez surgido, florezca y crezca en las mejores condiciones. Nuestros protagonistas resultan ser dos seres tan arrogantes y altivos que cualquier pensamiento negativo, por nimio que sea, les hace acerrojarse en unos procesos mentales tóxicos y convencidos que los dejan más ciegos que otra cosa (peyorativamente hablando, claro).

Hay que agradecer que la historia no resulte tan sencilla como la simple fórmula de chico descubre a chica en el jardín de su casa, esta levanta la vista y los dos quedan prendados por la eterna llama del amor. Si hubiera sido así, la reseña solamente hubiera necesitado dos palabras, tralarí, tralará, y entonces, la editorial dÉpoca no se habría molestado en realizar una edición tan cuidada y esmerada con esas preciosas filigranas e ilustraciones. 

Como iba diciendo, las cosas no van a ser tan fáciles para nuestros protagonistas. La preciosa y altiva Polly es una mujer honesta, llena de recursos y sabiduría que utiliza como herramientas que modelan su vida y la de los demás, ya sea en el plano profesional como en el personal. Polly es el personaje activo que marca los ritmos y los procesos de toda la argumentación, posibilitando así todos los encuentros y desencuentros que se suceden en el peculiar romance.

Vamos, por decirlo a grosso modo, y en lo que respecta al joven oficial Gaston Framleigh, es ella la que va a darle la vuelta como a un calcetín, y a él le da lo mismo si lo ve venir o no, porque se une a este proceso aportando toda su energía y frenesí. Y eso que desde el principio nos encontramos con un Gaston más o menos igual de orgulloso y altivo, pero es que además es indolente, lo que le hace encerrarse en procesos mentales que no le dejan ver más allá del quiero pero no debo, y enredarse para dar los pasos adecuados por los que suspira su corazón desoído. 

Frances Hodgson Burnett fabrica dos personajes que, a pesar de todo, son tal para cual, y así nos lo demuestra a lo largo de su narración. Solo falta descubrir cómo los protagonistas, a pesar de todo, se reconocen y hasta dónde son capaces de llegar en sus autotormentos, pues el argumento se va retorciendo con el transcurrir de las páginas, alejándose de la historia sencilla que intuimos cuando leemos la primera página y vemos el sendero hacia la casa de Polly como un camino trillado de vino y rosas. Conforme se va liando el argumento, se va originando un duelo de voluntades donde las mentes de los protagonistas se enrocan en unos pareceres y dictámenes tan negativos y obstinados que les imposibilita ver y hacer lo que realmente desean. 

Como tampoco es cuestión de dejar a los personajes con un frenesí eterno y autodestructivo, para desenredar su liada madeja, la autora hace llegar a sus vidas otras personas más sencillas y blancas que les hacen reflejarse en sus espejos con el fin de que puedan desactivar de alguna manera sus egos dominantes y reconducir con ello la situación, ayudándolos a encontrarse en su felicidad.

Sin quererlo casi lo he dicho todo. Solo me queda por comentar la contextualización de la historia, la ambientación y la época en que fue escrita, donde el rigorismo y las clases sociales encorsetaban a la sociedad. La grandeza de todo esto es cómo una autora imaginó una historia donde se rompía y se recomponía todo al tiempo que debía encajar las piezas de un puzle delicioso, estructurando y reestructurando a unos personajes para que se acoplasen, se articulasen y acabasen ensamblándose con su historia.

Supongo que fue todo un deleite escribir Preciosa Polly Pemberton, al igual que ha resultado todo un placer leerlo. No hay nada como no dejar de sonreír a lo largo de su lectura y, si eso se acompaña de una edición preciosa y unas ilustraciones maravillosas, pues eso: más y mejor.


Frances Hodgson Burnett (Manchester, 1849 - Knoxsville, 1924) Escritora norteamericana de origen británico. Tras la muerte del padre y debido a la situación familiar que carece de medios económicos, la familia emigró a los Estados Unidos en 1895. Allí se ganó la vida escribiendo poemas y relatos cortos para el público juvenil. A los veintitrés años contrajo matrimonio con el doctor Burnett, con quien tuvo dos hijos.

El éxito le llegó con su libro El pequeño lord Fauntleroy (1885), que escribió inspirándose en su propio hijo. Algunas de sus obras más notables: Sara Crewe (1883), La formación de una marquesa (1901), El jardín secreto (1909).


Posee un estilo elegante y buenas facultades de observación, que hacen interesante incluso desde el punto de vista psicológico y social la lectura de sus obras.

24 comentarios:

  1. Lo tengo apuntadisimo desde que salió, y sin lugar a dudas terminaré comprándolo porque con los libros de esta editorial disfruto mucho, pero primero Leeré tras la máscara e Indiana que ya los tengo en casa. Besinos.

    ResponderEliminar
  2. Yo de momento no me animo, no me acaba de convencer del todo y tengo algún libro de la editorial por casa para estrenarme con ella.

    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Espero leerlo pronto, creo que me gustará el personaje de Polly. Besos

    ResponderEliminar
  4. este es de los pocos libros de esta editorial que no me ha llamado la atención así es que voy a esperar al siguiente y no me animo con él.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Esta vez sí me lo llevo. Me gusta la trama y su corta dimensión. Un beso.

    ResponderEliminar
  6. La tengo en casa, esperando en la estantería, así que no creo que tarde mucho en leerla porque me apetece. Será la primera novela que lea de la autora, porque aunque la conocía por "El pequeño Lord Fauntleroy", no lo he leído de momento. Besos.

    ResponderEliminar
  7. No sabía yo que esta era la autora de El jardín secreto, una de esas novelas que quiero leer pero nunca leo. Tiene la pinta de las historias con las que yo disfruto y eso hace que me llame mucho la atención
    Gracias por vuestra opinión

    ResponderEliminar
  8. Yo de la editorial me apunto todo, veo que son títulos que disfrutáis muchísimo y a mi con sus ediciones se me hace la boca agua.

    Besitos

    ResponderEliminar
  9. Es que esta editorial, como bien dice también Cris, es una joya y todos sus libros son un must. Besos

    ResponderEliminar
  10. No esperaba menos viniendo de la editorial. No me pega que publiquen libros tralarí tratará, jeje. Me gusta mucho no solo por lo bonito que es, que también sino por la historia, de las de pasar buen rato y desconectar.
    Besos

    ResponderEliminar
  11. Sí que nos atrae auténticas joyas esta editorial, pero en esta ocasión no termina de atraerme a pesar de tu fantástica reseña.
    Besos

    ResponderEliminar
  12. Desde que la propusisteis para vuestro sorteo de aniversario me llamó la atención... La verdad es que la mayoría de las obras de D´Epoca son geniales.
    Un besazo

    ResponderEliminar
  13. Me encanta!! Estoy a ver si mi hermana "se descuida" y me la agencio, desde que se la compró estoy tras la novela 😂😂😂

    Besitos preciosa 💋💋💋

    ResponderEliminar
  14. Me encantan estas ediciones y si están acompañadas de un buen texto, mucho más. La tengo apuntadísima.
    Besos

    ResponderEliminar
  15. ¡Hola! Cada vez que Editorial d'Épooca saca un libro nuevo, me lo apunto al instante porque sé que me va a gustar. Cada vez que hacéis una reseña sobre sus libros, hacéis que mis expectativas aumenten. En este caso, adoro a la autora y confirmar que no se trata de una novela romántica sin más me alegra muchísimo.
    Un beso :)

    ResponderEliminar
  16. Ays, pero qué tentación más grande...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  17. Bueno...
    Lo leí la semana pasada y la.verdad es que me gustó más de lo que pensaba... Al principio no las tenía todas conmigo pero después se pone más interesante...
    No he leído Orgullo y Prejuicio pero me puedo imaginar conversaciones similares a las que tienen estos dos...
    Me hace gracia cuando Polly critica tanto el orgullo de él, cuando ella también "telita" ...
    Sí, no está mal... Es cortito, se lee bien... Y la edición como siempre de lujo!!
    Saludos

    ResponderEliminar
  18. Como es habitual en dÉpoca, ofrece al lector novelas muy atractivas. Me tocó un ejemplar de esta novela en el sorteo aniversario de vuestro blog. Espero disfrutar pronto de su lectura. Besos.

    ResponderEliminar
  19. Todos los libros de esta editorial son verdaderas joyitas, éste lo tenía en el punto de mira en navidades y lo dejé pasar, pero mira, no descarto darme cualquier día el capricho...
    Un beso

    ResponderEliminar
  20. Todos habláis maravillas de este libro. A mí, todo lo que saca la editorial me suele gustar, así que me lo llevo la mar de apuntado. Besos

    ResponderEliminar
  21. good post 😊 would you like to follow each other? if the answer is yes, please follow me on my blog & i'll follow you back. https://camdandusler.blogspot.com

    ResponderEliminar
  22. No me importaría leerlo, sobre todo viendo los comentarios tan positivos y lo bien que lo ponéis.

    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  23. Mira que no es en absoluto mi género literario de cabecero, pero no puedo resistirme a las ediciones tan bonitas de esta editorial. Llámame superficial... jajaja.
    Besos.

    ResponderEliminar
  24. A mí esta historia sí que me encantaría leerla y creo que la disfrutaría mucho. He leído alguna de este corte y son auténticas delicias.
    Besos

    ResponderEliminar