lunes, 5 de julio de 2021

RESEÑA (by MB) ::: LA DECISIÓN DE NORA - Telesfora Ruiz





Título original: La decisión de Nora
Autora: Telesfora Ruiz
Editorial: Almuzara

Páginas: 368
Fecha de publicación: septiembre 2013
Encuadernación: rústica con solapas
Precio: 5,95 euros 







 
Corre el año 1957. En el cortijo andaluz de Los Almendros, Nora, una mujer de clase acomodada, escapa en mitad de la noche en compañía de Antonio, joven de orígenes muy humildes, provocando una honda conmoción en el seno familiar; sobre todo en el ánimo de su madre, doña María Eugenia. El arduo itinerario de ambos, jalonado de múltiples obstáculos, y el germen previo de su romance, revelarán las costumbres y el modo de vida de estratos sociales diversos, hasta enfrentados: las gentes del mundo rural, con su ancestral sabiduría y prejuicios; la peripecia de los legionarios en el Larache del Protectorado español en Marruecos; el sentir de los mineros de Linares y sus extremas condiciones de trabajo... La historia, en suma, de dos personas que se aman por encima de cuanto las separa, reafirmando valores y sentimientos universales. La fuerza interior de la protagonista guiará sus pasos frente a un destino incierto. La decisión de Nora es una extraordinaria novela basada en hechos reales, que evoca y refleja de manera veraz lo vivido por muchos españoles a mediados del pasado siglo. Un relato de amor abnegado, de sufrimiento y superación en tiempos difíciles.

Nadie oyó en la noche un ruido, ni siquiera ladraron los perros. Nora, sigilosa y decidida, había cruzado el umbral llevando consigo sus prendas más preciadas, todas las que cabían en una voluminosa maleta; la hizo tan pesada que jamás hubiera podido moverla de no ser por su agitación interior, por la fuerza con que la sangre corría por sus venas, presa del miedo por si la sorprendían y de la excitación por verle.
En
La decisión de Nora nos sumergimos en la biografía de la autora, donde relata las vicisitudes que sufrieron sus padres cuando el amor mutuo entró en sus vidas.

Más que una decisión, Nora tomó un sendero, desviándose del camino que sus orígenes le marcaban. Cuando eligió el amor y la libertad renunció a los vínculos que la unían a su familia y su círculo social; quedó descastada, situación que ella no aceptó de ninguna de las maneras. A lo largo de la lectura descubrimos a una mujer férrea e inquebrantable que lucha por lo que es y lo que cree que debe ser, sabiendo discernir entre sus pensamientos y la compatibilidad de sus sentimientos hacia su marido.

Además del ansia y el deseo ardiente de progresar, también quiere recuperar el estatus al que pertenecía y al que, a pesar de lo que le dijeran sus padres o sus hermanos, nunca ha renunciado. Su amor por Antonio coexistiría perfectamente con el estilo de vida que quiere para ella y su familia.
Repudiaba las formas groseras que, en general tenían los pueblerinos, pero procuraba ser amable con todos, cumpliendo con el rol que le correspondía.
La decisión que Nora tomó afectó a todos aquellos que la rodeaban, y ellos se lo hicieron saber y entender por medio de sus acciones y opiniones, conformando así la maleta tan pesada con la que salió del cortijo familiar de Los Almendros. Ella, una joven madura, simplemente se enamoró de un hombre no elegido ni escogido por su familia; vislumbró en él valores y principios que para los suyos estaban escondidos o no significaban nada. 
¿Qué edad tendría?, se preguntó. Aparentaba ser muy joven, por la tersura del rostro y la calidad de su piel, pero la expresión de su mirada no se correspondía con los años que podía suponerle.
Al final, la vida es una sola para cada persona: ella aprovechó la oportunidad que el destino le dio para decidir y eligió a Antonio, la persona que más le amó y la hizo incondicional en su vida... Antonio, quien tuvo una infancia difícil por culpa de la época y las circunstancias que tuvieron que vivir sus padres, sobre todo a su madre. 

Desde joven se encontró separado de los que amaba, hasta que conoció a Nora, la hija de los dueños del cortijo donde trabajaba. El empleado y la señorita. Una situación disruptiva y rompedora del status quo. Una resolución determinante que nos confirma la fortaleza de carácter de la protagonista de la historia, algo que Antonio siempre tuvo presente en su balanza: ella apostó por él, mientras que otros más cercanos sencillamente lo descartaron.
Juró que a partir de ese momento intentaría hacerla feliz por encima de cualquier otra cosa. Para que nunca se arrepintiera de la decisión que había tomado.
Además de una mujer enamorada y emotiva, Nora es una mujer práctica con los pies en el suelo, cultivada y culta, que conoce perfectamente los entresijos de la sociedad y tiene un propósito muy claro en la vida: recuperar el status y el estilo de vida que llevaba antes de salirse con la suya, tanto para ella como para su pequeña familia, en la que Antonio siempre está incluido.
Yo quiero que tengan un futuro distinto, que se rodeen de personas cultivadas y que puedan ocupar algún día el lugar que les corresponde por su origen.
Desde el momento en que se casa se marca una visión, un plan y unos objetivos que se irán cumpliendo a lo largo de los años, entre los que se encuentran la reconciliación con sus padres y sus hermanos, la integración de su familia y la progresión social a través del trabajo y la educación. Es una mujer pragmática, fuerte y tenaz que entiende y comprende los hilos que mueven los engranajes sociales y los usa en cada momento aprovechando cada oportunidad, poniéndolos a disposición de su marido y de sus hijos.

En La decisión de Nora hallamos una historia de superación, aprendizaje y amor constante, donde las emociones son la energía que mueve a unos personajes muy humanos y profundos. Los valores y los principios son la sal que aliña los recorridos vitales de los protagonistas, cuyas vidas fueron de por sí muy vividas y que, como árboles frondosos, dieron algunos frutos, entre ellos esta entrañable novela, escrita desde el amor y la emoción, desde el cuidado y el mimo, con una maravillosa narrativa que trasmite de una manera impecable cada uno de los pasos que Nora y Antonio dieron en su tránsito existencial.
Con el tiempo comprendió que adoptar uno u otro comportamiento, sentir emociones tan encontradas, sólo dependía de que lo creyeran necesario para afrontar cada momento, siguiendo un instinto de supervivencia, siempre en tiempo presente, sin más consideraciones para el futuro, que era por lo general oscuro e incierto.



Telesfora Ruiz (Linares, Jaén, 1959) es licenciada en Derecho y Psicología. Funcionaria del Cuerpo Superior de Administradores Generales de la Junta de Andalucía, tras veinte años de prestar servicios en la Administración Pública, en el ámbito de la sanidad, el empleo y la formación, en julio de 2003 se incorporó al Ayuntamiento de Granada para desempeñar el cargo de Gerente del Instituto Municipal de Formación y Empleo y como Coordinadora General del Patronato Municipal de Deportes. En junio de 2011 tomó posesión como Concejala del Ayuntamiento de Granada, asumiendo una Tenencia de Alcaldía y la Delegación de Protección Ciudadana y Movilidad. La decisión de Nora es su primera novela, madurada durante años.

10 comentarios:

  1. Es que Nora se las trae, aquí, entre nosotras Miss Bingley, yo no me fío para nada de ella...¡Anda, si no hablamos de la misma Nora! Ya me iba yo hacia la cantina 😂😂😂
    Y soltada ya la tontería del día, Norah, no te enfades, creo que el libro me gustaría: me gusta la trama, me gusta la localización ,me gustan esos años.
    Si, me la llevo.

    Besitos 💋💋💋

    ResponderEliminar
  2. Hola, la ambientación me llama, aunque el resto de la historia no sé yo, ahora si se cruza en mi camino tal vez me anime. Besinos.

    ResponderEliminar
  3. No termina de atraer e esta historia. Todo un alivio con el montón de pendientes que me esperan.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Hola MB, la verdad es que últimamente este tipo de libros no me llama la atención. Así que lo dejo pasar.
    Un besazo

    ResponderEliminar
  5. De momento la dejo pasar pero no la descarto para el futuro. Besos

    ResponderEliminar
  6. Es de esos libros que si se cruzan me podría animar...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  7. Demasiado culebrón para mí. Es el típico libro que al empezar me gusta mucho pero luego hacia la mitad ya se me parece mucho a otras cosas y acabo teniendo ganas de terminarlo cuanto antes. Lo dejo pasar.
    Me ha gustado eso de solo nos toca una vida a cada uno.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  8. Tiene una pintaza muy de los gustos de mi compañera Suan así que se lo comento estoy segura que lo disfrutaría =)

    ResponderEliminar
  9. No entra dentro de mis gustos lectores, aunque nunca se sabe. Gracias por la reseña. Besos

    ResponderEliminar
  10. Hola!!
    Pues no conocía este libro y eso que es de los que suelen gustarme. Veo que es de hace varios años, así que seguramente esté en la biblioteca :D
    Gracias por la reseña!!
    Besos :33

    ResponderEliminar