miércoles, 18 de enero de 2017

RESEÑA (by MB) ::: PATRICIA BRENT, SOLTERONA - Herbert George Jenkins



Título original: Patricia Brent, spinster
Autor: Herbert George Jenkins
Editorial: dÉpoca
Páginas: 290
TraducciónRosa Sahuquillo y Susanna González
Prefacio: Ana Belén Alonso
Fecha publicación original: 1918
Fecha esta edición: noviembre 2016
Encuadernación: cartoné con sobrecubierta
Precio: 24,90 euros
Ilustración de cubierta: La vie Parisienne
Ilustraciones originales interiores: Iván Cuervo



Nos encontramos en Londres durante la I Guerra Mundial. Patricia Brent trabaja como secretaria de un político y se aloja en Galvin House, una casa de huéspedes en la que reside junto a una diversidad de singulares inquilinos. Un buen día la joven escucha una conversación entre dos chismosas de la pensión, en la que «lamentan» que no tenga pretendientes. Sintiéndose humillada, en un momento de ira anuncia que ha recibido una invitación de su prometido para cenar al día siguiente. Nada extraño, si no fuera porque no existe tal prometido.Pensando en la puesta en escena de su mentira, Patricia acude sola a la falsa cita en el restaurante. Sin embargo, se da cuenta de que se ha metido en un buen lío al comprobar que varios de los huéspedes la han seguido con el claro objetivo de espiarla.

Lo que hubiera dado por estar sentada aquella tarde en el restaurante asador del Quadrant al lado de la señorita Wangle, la señora Mosscrop-Smythe y el señor Bolton. Esa tarde marcaría el destino (sin ser ella consciente) de Patricia Brent, nuestra protagonista. Se alinearían todos los planetas para que la ley de la atracción que había invocado el día anterior anulara su voluntad y su libertad y, así, todos sus deseos y pensamientos pasaran a un plano real; y, como todos sabemos, la realidad siempre supera a la ficción...

Para que la situación anterior se produzca tienen que suceder ciertos desajustes, y así, posteriormente, todas las piezas podrán encajar a la perfección. En el caso de esta historia todo ello acontece a través de una novela de enredos y del retrato de una sociedad, de sus gentes y de sus clases. Se desarrolla en un escenario costumbrista donde el fino humor británico es el hilo conductor de toda la obra; así pues, somos testigos de cómo todas las situaciones y malentendidos que se suceden a causa de las mentiras de Patricia al final parecen verdades, y se interpretan siempre con ese toque english irónico y elegante del que disfrutamos todos los lectores apasionados de ese tipo de humor.

Patricia Brent es una joven culta que trabaja de secretaria para una político en alza. Ella aspira a más pero, en una sociedad cerrada y estamentaria como era la inglesa a principios del siglo XX, para una joven de veinticuatro años esto resulta sumamente complicado, pues a su edad y en esa época ya debería estar casada o recogida de alguna manera. Sin embargo, Patricia no está sola en el mundo. Cuenta con una madrina muy british que, sin saberlo ni pretenderlo, es su mentora y guía: la señorita Wangle, sobrina de un obispo y autoridad moral y social de la pensión Galvin, universo en el que además de Patricia viven otros personajes. La señorita Wangle despliega toda su magia en Patricia a través de los cotilleos y chismorreos de los que forman parte toda la familia de la pensión Galvin. Estos chismorreos son los instrumentos que remueven y activan la vida de nuestra protagonista... en fin, cada hada madrina tiene sus herramientas, aunque no sea consciente de ellas.

La señorita Wangle es mi personaje favorito de esta historia. Representa a esa clase social inglesa que en tantos libros hemos visto reflejada, y en cada uno de sus diálogos nos la retrata y muestra. Siempre con "buena intención", todos sus chismorreos están pincelados de una moralidad e integridad que transmite y envuelve Galvin House. Los habitantes de esta pensión son unos personajes de lo más respetables (y, una vez que los conoces, entrañables), y nuestra mentora procura (como antes lo hizo su tío el obispo) que no se descarrile ninguno de ellos. Entre esos personajes está incluida nuestra protagonista, Patricia Brent.

La historia de Patricia Brent y Peter Bowen es como todas esas historias románticas de chica conoce a chico; en este caso el chico tiene más posibles que la chica y, en definitiva, ella es una cenicienta muy british que ve cómo su vida queda expuesta ante los habitantes de la pensión Galvin. Ellos no desaprovechan la oportunidad de participar de ella porque, de este modo, además de ayudar a Patricia, salen de su rutina y acarician un poco los brillos de una clase social que les está vedada.

Jenkins escribió esta obra con una narración dinámica, ágil y refrescante donde, incluso en los peores momentos, las pinceladas de humor sacan una sonrisa al lector. Así pues esta obra sin duda cumple su función: por un lado es puro entretenimiento, y por el otro en su momento actuó como bálsamo para olvidar o sobrellevar la guerra mundial en la que la sociedad se encontraba inmersa. Puesto que el autor pasa un poco puntillas sobre este tema, vemos cómo los personajes de la obra, a través de todos los enredos, responden y viven de espaldas a esa realidad sintiéndose protegidos y a salvo en Galvin House. Además, la historia de Patricia Brent, con sus tiras y aflojas y  todas las situaciones que le suceden, resulta para algunos de ellos lo único positivo y agradable en sus vidas.

En definitiva, gracias a su calidad superior, siempre que tenemos en nuestras manos un libro de dÉpoca sabemos que no nos va a dejar indiferente. Estamos ante una edición de lujo muy cuidada, con una traducción impecable y donde las ilustraciones originales de Iván Cuervo son un valor añadido a lo que se nos cuenta en cada página. Por ello, además de tener un gran libro tenemos una gran joya.


Herbert George Jenkins (1876-1923) fue un escritor y editor inglés reconocido principalmente por sus novelas humorísticas, entre las que destacan Patricia Brent, solterona (1918) y Bindle: some chapters in the life of Joseph Bindle (1916).

Otro personaje marcó también su trayectoria como autor: Malcolm Sage, un agente de la inteligencia británica durante la Primera Guerra Mundial que, reconvertido en detective, desempañará labores de investigación.

Jenkins demostró buena mano para escribir historias con sentido del humor, pero también para reconocerlas: no en vano fue el editor de P.G. Wodehouse, uno de los maestros de este género que nos ha dejado personajes inolvidables como Bertie Wooster y su particular mayordomo, Jeeves.

29 comentarios:

  1. Me encanta, el otro día fue a comprarla y no la tenían, ohhhhhhhhh
    Tendré que comprarla online.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola!
    Hace un tiempo que leí el libro y estoy totalmente de acuerdo con la reseña, que ha quedado muy bien, por cierto.
    Es una novela que al ser tan entretenida, podría leer cualquier tipo de lector. Como dices, a mí también me hubiera gustado sentarme en esa mesa ^^
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  3. Cada vez que sale un nuevo libro de Dépoca lo necesito con toda mi alma, jejeje. Éste tiene una pinta tremenda.
    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  4. Hola Miss Bingley,

    Yo voy por la mitad, más o menos. Como comentaba en el blog de Maria Ángeles, lo primero que me sorprendió al decidirme a adquirirla es que no me planteé la equiparación de clásico con comedia. No sé porqué tenía la idea de que un clásico siempre guardaba una historia melodramática y no es así... Me están encantando los personajes de Lord Bowen y su hermana, y me parece increíble todo el chismorreo que la gente puede ser capaz de crear... si me hubiera tocado vivir en aquella época me hubiera vuelto loca... no soporto que invadan mi intimidad!!
    Saludos!! ;)

    ResponderEliminar
  5. Tengo que hacerme con esta preciosidad! ;)

    ResponderEliminar
  6. Ay! qué joya de libro!! Me encantaría leerlo. Besos

    ResponderEliminar
  7. hola! una delicia de entrada! y con ese booktrailer que te sitúa en época, una maravilla!me encanta,si pudiera pedir un deseo siempre seria el ismo tener la oportunidad de meterse en los libros! saludosbuhos y que mas que decirte , que gracias!!!

    ResponderEliminar
  8. De verdad que me estáis poniendo los dientes muy largos entre todas. :) Por lo que comentáis del contenido, los personajes (cómo mola Miss Wangle) y ni que decir tiene, la preciosidad de las ilustraciones, será una de mis próximas adquisiciones.

    ¡Gracias!

    ResponderEliminar
  9. Coincidimos en reseña y en impresiones. Ha sido una novela deliciosa y un enredo de lo más divertido.
    Besos

    ResponderEliminar
  10. Me gustaría leerlo si. Pinta muy bien lo que cuentas :)

    Bs.

    ResponderEliminar
  11. Esta novela es para sí o sí, ya lo sabes. Por lo british, lo clásico, el sentido del humor y el charming. Con muchas ganas de conocer a Brent, pero también a la señorita Wangle ;-))) Besos.
    P.D.: Añado el enlace de la reseña a la lista de recomendaciones del reto serendipia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, sí, y mira lo que acabo de tuitear :-))))
      https://twitter.com/MnicaSerendipia/status/821708833395449857

      Eliminar
  12. Hola!
    Ya tenía este libro en el punto de mira y con tu reseña me han entrado más ganas aún. ¡Qué difícil es resistirse a los libros de esta editorial! XDD
    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  13. Este sí lo quiero. Me gusta la época, las historias ligeras y contadas con humor que entretienen. Si encima viene de esta editorial pues para qué hablar más. A ver cuándo cae. Intentaré comprarlo a la editorial que lo manda con más cosas y detalles chulos de esos que tanto nos gustan.
    Besos

    ResponderEliminar
  14. Cada vez que veo este libro por las redes y blogs más ganas tengo de tenerlo, también de leerlo, pero con esa preciosa edición, hay que tenerlo para pasar las hojas, ver las ilustraciones y retomarlo de vez en cuando.
    Y la historia seguro que me encanta también.
    Besos

    ResponderEliminar
  15. Me apetece mucho y caerá tarde o temprano, esta editorial es una tentación muy fuerte.
    Un beso

    ResponderEliminar
  16. Justo lo terminé ayer. Me lo he pasado muy bien leyéndola

    ResponderEliminar
  17. Es que quiero todos los libros de esta editorial. Que maravillas publica. Un beso ,)

    ResponderEliminar
  18. Pues sí, son unas auténticas joyas...yo aún tengo que hacerme con alguno.

    Esta historia en concreto me parece muy divertida, además la época y la crítica que hace me encantan...A ver si puedo leerlo pronto.

    Besitos

    ResponderEliminar
  19. Ays, pero qué tentación de libro!
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  20. Tengo ganas de leerlo, pero por ahora le toca esperar. Un beso.

    ResponderEliminar
  21. Mira que yo no soy muy de reírme leyendo, si de comedias ligeras, ni de clásicos ni de nada de esto. Pero esta novela me está haciendo ojitos de una forma que no sé si me voy a poder resistir.
    Besos.

    ResponderEliminar
  22. Tengo predilección por esta editorial, sus ediciones son auténticas delicias. Besos.

    ResponderEliminar
  23. La joyas que publica esta editorial nunca dejan indiferente a nadie. Me he reído mucho con los personajes tan rocambolescos y el lío que se monta. Besos

    ResponderEliminar
  24. Me gusta la portada, el título y lo que cuentas. ¡Apuntado!

    ResponderEliminar
  25. Ya solo por la editorial sé que es una novela que va a gustarme, pasa a mi lista de pendientes en seguida. Me gusta mucho ese contexto posbélico, esa historia que trata de evadir a sus lectores de los horrores de la guerra y servir de entretenimiento. En fin, que espero leerla pronto. Un saludo!

    ResponderEliminar
  26. Me encantan las publicaciones de esta editorial, y este esta desde luego en mi lista desde que salio y leyendo la reseña me apetece mas todavía. Besinos.

    ResponderEliminar