jueves, 30 de marzo de 2017

RESEÑA (by MH) ::: UN CUENTO DE ENFERMERA - Louisa May Alcott


 
Título original: A nurse's story
Autora: Louisa May Alcott 
Editorial: Funambulista
Traducción: Jorge Rus
Páginas: 200
Fecha de publicación original: 1865
Fecha esta edición: enero 2014
Encuadernación: cartoné con sobrecubierta
Precio: 21 euros
Ilustración de cubierta: La Malade (Félix Vallotton, 1892)

 
Kate Snow, narradora de esta novela, es una enfermera (como lo fue la propia autora) contratada para ocuparse de Elinor, la hija pequeña de la familia Carruth, aquejada de una extraña enfermedad mental. Kate intentará desde el primer día entender por qué el joven Robert Steele, supuesto amigo de la familia, mantiene un control absoluto sobre todo lo que ocurre en casa de los Carruth. 

Auténtico laberinto de engaños, misterios y pasiones, con un sorprendente final, esta novela de intriga cuasi policial sobre la maldición de una estirpe recuerda algunas de las mejores páginas de Wilkie Collins, las hermanas Brontë o Jane Austen...

Que Louisa May Alcott era mucho más que la autora de Mujercitas lo hemos comprobado quienes nos hemos acercado a otro tipo de obras suyas mucho menos conocidas que se adentran en el terreno de lo gótico o el misterio, como aquellas que escribió con el seudónimo de A. M. Barnard cuando ya era una autora famosa.

Esta novela que traigo hoy va también por esos derroteros del misterio y, sin embargo, es una obra muy temprana, escrita incluso antes del arrollador éxito de Mujercitas, que todo el mundo considera su primera novela. Y a mí, sabiendo precisamente esto, que fue de lo primero que escribió, me ha sorprendido mucho por lo bien elaborada y desarrollada que está la trama.

La protagonista de la historia, Kate Snow (que además narra en primera persona y por eso solo conocemos su punto de vista durante toda la trama), es una mujer muy independiente, inteligente, segura de sí misma y de su posición en el mundo. Inglesa pero viviendo en América, no tiene fortuna a pesar de ser hija de un caballero y debe trabajar para ganarse la vida. Es enfermera de profesión, especializada en enfermos mentales y en sus cuidados (ella incluso habla de "poderes" en algunas ocasiones), y tras un tiempo de búsqueda infructuosa de empleo, comienza a trabajar para la acomodada familia Carruth. Su paciente en la casa es la hija pequeña de la familia, Elinor, que da muestras de alguna enfermedad mental sin definir y que le sobrevino de repente algunos meses atrás. No permite que ninguna enfermera se ocupe de ella, pero Kate, gracias a su experiencia previa en situaciones similares y un carácter resolutivo y paciente, consigue lo que nadie ha conseguido antes: la confianza y el cariño de Elinor. Y es a partir de este momento cuando los misterios y los esqueletos en el armario de la familia Carruth comienzan a desplegarse ante ella.

La trama tiene dos vertientes muy definidas. Por un lado está el drama familiar de los Carruth, la incógnita que sobrevuela la casa en cuanto a la locura que padece Elinor y su origen. El cabeza de familia, muy débil de salud, vive apartado en una casa en el campo; su mujer, que de cara a los demás no aparenta ningún problema y cumple su rol de dama de la alta sociedad, vive angustiada por el rechazo de su hija Elinor, que desde que cayó enferma la repudia y le culpa de su locura; su otra hija, Amy, va a casarse a pesar de todo desoyendo la prudencia que aconseja la situación; y sus dos hijos varones, Augustine y Harry, totalmente opuestos en cuanto a carácter, viven también la situación con la espada de la enfermedad pendiendo sobre sus cabezas.

Por el otro lado, en la segunda vertiente, está Steele. Este personaje es el mejor dibujado de toda la historia junto con Kate, su evolución dentro de la narración es perfecta, y las escenas que comparten juntos, esas conversaciones buscadas en mayor o menor medida por uno u otro, son sin duda de lo mejor de la historia. Es de su mano de donde nace el misterio que rodea a la casa y a sus habitantes. Steele no es nadie dentro del núcleo familiar, y sin embargo es él quien manda, a quien se obedece, a quien se teme, a quien se soporta como una carga obligatoria imposible de evitar. ¿Por qué? ¿Qué oscuro secreto esconde que obliga a los Carruth a aceptar que viva entre ellos como uno más y a rendirle cuentas de todo lo que sucede en la casa

Así, entre el fantasma de la locura y el misterio que rodea a Steele, mientras Kate cuida de Elinor y siente un afecto creciente por la familia para la que trabaja que le impulsa a inmiscuirse en lo que ocurre en la casa, se suceden las páginas de una historia que si alguna pega pudiese ponerle (y solo es una pega como lectora que comprende y empatiza con determinado personaje que nada tiene que ver con la calidad de la historia), es que me hubiese gustado otro final para ese personaje en concreto. Me dio la sensación leyendo el libro de que mis simpatías iban en dirección contraria a lo pretendido por la autora, pero es algo que me suele pasar, voy un poco a contracorriente.

Se podría definir esta novela como de intriga, y la autora consigue mantener el misterio sobre lo que sucede hasta el momento mismo en que ella decide que sepas lo que pasa, nunca antes. Y no porque nos esconda información, sino porque la narración sigue su propio camino creando la ambientación adecuada y necesaria hasta llegar a ese descubrimiento para que no solo importe lo que se desvela, que es el misterio latente durante toda la historia, sino que para entonces se ha creado una situación que hace que ese secreto tenga consecuencias en la casa y en sus habitantes que al principio de la novela eran impensables.

Entiendo que a quien esté acostumbrado a novelas de misterio contemporáneas esto le sabrá a poco, pero yo la he disfrutado mucho, me ha parecido muy bien escrita, y para ser una autora novel como lo era en aquel momento, Louisa M. Alcott consiguió lo que otros no consiguen teniendo una trayectoria mucho más amplia a las espaldas, que es armar una historia sólida, con una protagonista fuerte y con carácter (que además toma decisiones que el lector puede considerar discutibles) y un misterio que se mantiene bien durante toda la novela.

Termino hablando un poco de la edición, como siempre. La edición de Funambulista, en este caso, deja la rústica a un lado. Es de tapa dura con sobrecubierta y además incluye una cinta como marcapáginas, detalle que muy pocas editoriales hoy en día se molestan en añadir a sus libros. Muy bonita y de un tamaño cómodo. Además esta obra estaba inédita en castellano hasta esta edición, así que hay que agradecerles que la hayan recuperado.

Por cierto, una de las propuestas que nos hicisteis para reseñar en el blog (ya sabéis que podéis ver el listado aquí) era otra novela de Louisa May Alcott. En concreto se trata de La muchacha anticuada, que aunque está descatalogada, no me ha costado nada encontrar de segunda mano y ya la tengo en mi poder. Así que prontito vendré con otro Alcott por aquí. 

Louisa May Alcott (29 de noviembre de 1832, Germantown, Pennsylvania) fue la segunda hija del filósofo y educador trascendentalista Amos Bronson Alcott. En 1843, Louisa se fue a vivir a Fruitlands, una comunidad utópica que el padre había fundado; sin embargo, a poco, la comunidad fracasó y esto hundió en la miseria a toda la familia Alcott, que tuvo que mudarse a Concord (Massachussets), donde Louisa se vio obligada a desempeñar desde muy joven todo tipo de trabajos para contribuir al sustento de sus familiares. Durantos estos difíciles años, escribió su primera colección de cuentos titulada Flower Fables, y empezó una colaboración literaria con la revista The Atlantic Monthly.
Fue una gran partidaria de las causas sociales: escribió artículos para el periódico feminista The Woman's Journal, luchó por el sufragio universal, apoyó el movimiento por la abolición de la esclavitud y, durante la Guerra de Secesión, ejerció como enfermera voluntaria en el hospital de Georgetown. Las cartas en que refería sus experiencias como enfermera, publicadas con e título de Apuntes del hospital, la consagraron como escritora.
En 1864 publicó su primera novela, Moods, y, en 1868, la obra semiautobiográfica Mujercitas, que la hizo mundialmente famosa. Tras el asombroso éxito comercial de la novela, escribió Aquellas mujercitas, Hombrecitos, Los muchachos de Jo, que completan la saga de la familia March, y varios cuentos y novelas, algunas de carácter moral y educativo. También escribió con el seudónimo A.M. Barnard novelas psicológicas y de intriga.
Murió en Boston a la edad de 56 años, por envenenamiento de mercurio, el 6 de marzo de 1888, dos días después de la muerte de su padre.  

29 comentarios:

  1. Lo tengo apuntado desde hace tiempo y me has dejado con curiosidad de saber más sobre La muchacha anticuada, no lo conocía. Estaré pendiente.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya os contaré sobre "La muchacha anticuada", que le tengo muchas ganas. A ver si en un par de mesecillos os traigo la reseña (que tampoco quiero traer dos muy seguidas de la misma autora).

      ¡Besote!

      Eliminar
  2. Pues además de que es una edición muy bonita (con la cinta marcapáginas incluída, sí señora) me recuerda, en la foto, a las ediciones de Impedimenta, por las que tanto loqueo :-)
    A mí también me pasa que me quedo alucinada cada vez que me encuentro con una historia tan bien tramada y unos personajes tan buenos y leo "primera novela de la autora" o "la autora la escribió con veinte años". Te da una perspectiva bastante pobre de tu propia vida XD
    Me convence más este cuento de enfermera que no "Un susurro en la oscuridad", así que me lo llevo bien apuntadito. Hay escritores que pasaron a la posteridad por un solo título (magnífico) y el resto de su obra queda en el olvido, pero a los lectores curiosos nos gusta seguirles la pista y desenterrar tesoros, ¿a que sí? Por cierto, no sabía que solías llevarle la contraria a los autores, jajajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que en el papel de la portada (rugosillo, como rústico) es casi igual que Impedimenta, y lo que es el diseño también tiene mucho parecido. De lo de la perspectiva no te digo ná de ná... que me lo diga otra aún, pero que me lo digas tú... ni caso te hago... jajaja.

      A mí me han gustado mucho los dos, tanto este como el de Susurro. Quizás el otro tiene un punto más gótico y este más de intriga o misterio, pero ambas son muy buenas lecturas.

      Y sí, no siempre, claro, pero de vez en cuando les llevo la contraria a los autores... jajaja. Lizzy Bennet, de la que te hablé en tu blog en tu última entrada, es otra buena muestra. Jane Austen adoraba ese personaje... y yo no lo adoro tanto...jajaja.

      ¡Besote!

      Eliminar
  3. No lo he leído así que me lo apunto. Me gustó en su día Mujercitas y sus secuelas.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tiene poco que ver con Mujercitas y las secuelas, pero es una buena lectura y una forma de conocer una vertiente distinta de la autora. Era jovencísima cuando la escribió y es algo que no percibes mientras la lees.

      ¡Besote!

      Eliminar
  4. ¡Hola guapa! pues lo leí hace mucho tiempo, me lo prestó una amiga del colegio, así que mira si hace tiempo, creo que andaban los dinosaurios por la tierra y todo, ajjaaj. La cuestión es que recuerdo la trama a grandes rasgos, pero hace demasiado tiempo como para recordar más.
    Me ha gustado que nos lo traigas y refresques algunas memorias. Tengo que volver a leerlo...

    Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya sería menos (a los dinosaurios me refiero... jajaja). Pues si no tienes un recuerdo malo del libro es que no te disgustó. A ver si cuando lo releas lo disfrutas tanto como yo.

      ¡Besote!

      Eliminar
  5. Pues no sabía que Louis Marie Alcott había escrito más cosas aparte de Mujercitas y demás. A mí también me recuerda a la editorial Impedimenta, de hecho pensé que era ella hasta que aclaraste el nombre de la editorial. Me lo apunto porque me gusta la trama.
    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mira acabo de encontrarlo barato en kindle, y aunque estas ediciones son preciosas igual me lo compro en digital, que luego no tengo sitio para más libros en papel.
      Otro besazo :)

      Eliminar
    2. Yo lo del sitio lo llevo fatal, pero es que sigo siendo de papel (y seguiré siéndolo siempre muy a pesar mío). Solo leo en digital lo imprescindible. Pues te hagas con él en el formato que sea, espero que lo disfrutes. Es un misterio un tanto light comparado con lo que se publica en la actualidad, pero a mí me ha gustado mucho.

      ¡Besote!

      Eliminar
  6. Le tengo echado el ojo hace ya tiempo. Me gusta tanto Mujercitas que quiero conocer otras obras de la autora, y ésta en concreto me atrae muchísimo.
    ¡Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues yo creo que te gustaría mucho, espero que te animes a leerla para poder conocer tus impresiones :)

      ¡Besote!

      Eliminar
  7. Pues a pesar de que "Mujercitas" me encantó en su momento, yo no he descubierto a la autora más allá de aquella novela y la verdad, me habéis dejado con muchísimas ganas de hacerlo.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues tanto este como "Susurro en la oscuridad" son dos muy buenas opciones (aunque este tiene el doble de páginas que el de "Susurro", es otro tipo de historia). Si te decides a leer alguno de los dos espero que lo disfrutes :)

      ¡Besote!

      Eliminar
  8. ¿Sabes qué pasa? Pues que no he leído nada de Alcott aparte de mujercitas. Y tengo en la lista el susurro en la oscuridad pero no sé por qué aún no le he hecho hueco. Con este te iba a decir que no, huyo de hospitales y medicina como alma que lleva la diablo pero tratándose de enfermedad mental la cosa cambia. Me llama la atención que siendo primera novela o de las primeras tenga más chicha me parece, que Mujercitas, que para mí es una novela que no ha envejecido nada bien.
    Nos quedamos con esta enfermera.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy distinta a Mujercitas, menos "blanca", y la protagonista de hecho hace alguna cosa que me puso un poco en su contra aunque comprenda por qué lo hace. Vamos, que sí que tiene más chicha de la que parece, y encima es anterior a Mujercitas, tenía menos bagaje como escritora, lo que no deja de ser llamativo. Si te decides a leerla espero que pase la guillotina de largo... jajaja.

      ¡Besote!

      Eliminar
  9. Pues de la autora sólo he leído Mujercitas pero me quedo con muchas ganas de leer esta que nos traes, especialmente por estar bien trabajada y tratarse de las primeras de Alcott.
    Un besin

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí que es verdad que sorprende lo bien estructurada y trabajada que está para ser de sus primeras obras. EL final quizás peca un poco de moralista (muy injustamente, para mi gusto), pero en líneas generales es muy entretenida.

      ¡Besote!

      Eliminar
  10. Debe de tener delito pero no he leído "Mujercitas", sé que tendré que ponerle remedio pronto, pero fíjate esta trama me atrae mucho más. Más de mi estilo con ese misterio tan propio de la época...el tema de las enfermedades mentales, la familia ligada a lo que manda Steele...me gusta mucho!

    La edición preciosa, me encanta cuando llevan esas sobre cubiertas mate, estilo cartoné.

    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uy, si te dijese la de libros "famosos e imprescindibles" que yo todavía no he leído... así que delito ninguno. En la trama mental no ahonda todo lo que a mí me hubiese gustado en el sentido de que realmente no llega a identificarla más allá de lo general, pero creo que sí te gustaría más que "Mujercitas".

      ¡Besote!

      Eliminar
  11. Moniki leyó en su día Mujercitas, y a mí me tocó hace poco Un susurro en la oscuridad (en el blog de Paco), con el que me estrenaré con la autora. Este que nos traes me atrae mucho, no lo conocía, me lo llevo bien apuntado.

    Un beso, feliz finde ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si te gusta "Un susurro en la oscuridad" cuando lo leas inténtalo luego con este. Es menos gótico y más de misterio, pero igualmente interesante. A ti no te veo leyendo "Mujercitas" (o disfrutándolo si lo lees... lo mismo me equivoco, pero creo que no).

      ¡Besote!

      Eliminar
  12. No me importaría leerlo. De la autora ya he leído algo y me gusto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si ya has leído alguna cosa y te ha gustado, échale un ojo a este cuando puedas a ver qué te parece.

      ¡Besote!

      Eliminar
  13. hola! hermosa entrada y maravillosa la situacion que describir , es como vivir en el libro. gracias y un enorme saludobuho. la cantidad de detalles que has encontrado en una secilla lectura es fascinante. es ver la lectura de adolescente con ojos de niños y viceversa. gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre tan amables... ¡muchísimas gracias! :)

      ¡Besote!

      Eliminar
  14. No lo he leído, pero tomo buena nota de él. Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si te decides a leerlo disfrútalo mucho :)

      ¡Besote!

      Eliminar