viernes, 3 de noviembre de 2017

RESEÑA (by MB) ::: LA VOZ DE LOS ÁRBOLES - Tracy Chevalier




Título original: At the edge of the orchard
Autora: Tracy Chevalier
Traducción: Juanjo Estrella
Editorial: Duomo (colección Nefelibata)
Páginas: 342
Fecha de publicación: agosto 2017
Encuadernación: rústica con solapas
Precio: 18,50 euros 
Imagen de cubierta: An Abundance of Apples (ca. 1895, Levi Wells Prentice, Montclaire Art Museum)
La familia Goodenough ha dejado atrás la Nueva Inglaterra del siglo XIX para instalarse en los pantanos de Ohio y lleva consigo algunas ramas de su manzano favorito. Pero en el huerto que plantan se hunden también las semillas de la discordia entre James y Sadie Goodenough. Mientras James adora las manzanas dulces, Sadie prefiere refugiarse en la sidra. Esas diferencias irreconciliables afectan a sus hijos y obligan al menor de ellos, Robert, a abandonar Ohio y buscar fortuna. El amor hacia los árboles, heredado de su padre, le acompaña en su viaje hacia el Oeste.
James Goodenough es el patriarca de una familia de pioneros que se establece en Pantano Negro, Ohio. Se trata de un lugar inhóspito pero, lejos de desanimarse, ellos apuestan por quedarse y establecerse en ese lodazal permanente que es este pantano, el cual los va impregnando de un barro pegajoso y tóxico que los envuelve y entierra cada día. Aun así, es el lugar que han decidido (o más bien que James Goodenough ha decidido) para que sea su  tierra, su casa y, en definitiva, su reino.

Para reclamar esa tierra como suya, solo necesitan que cincuenta árboles (concretamente cincuenta manzanos), plantados por su mano, crezcan y se enraicen con el barrizal. Este proyecto en principio no parece tan descabellado, porque si hasta yo consigo que me salga algún tomatico en mi balcón, cómo no van a salir adelante cincuenta manzanos en un pantanal si son plantados y guiados por James Goodenough... En fin, ya sé que no hay comparación; los tiempos y los lugares son distintos. 

A principios del siglo XIX, Pantano Negro era un lugar inhabitable y primigenio, donde solo las voluntades férreas de esos hombres y mujeres doblegaban y administraban un pedazo de tierra, trabajando sin descanso y sacrificando para ello a su familia y su convivencia. El coste o peaje que la familia Goodenough paga es inmenso: enfermedades, muertes, locura e incomprensión. Ese es su pan de cada día, y solamente las rutinas diarías y el trabajo duro consiguen normalizar y controlar sus negras tendencias... y como siempre, los niños, sus hijos, serán los instrumentos que canalizarán esas locuras y desencantos.

Siempre hay esperanza, rayos de sol que de alguna manera iluminan las zonas oscuras (ya sea literal o metafóricamente), y solo aquellos que se pongan bajo esa luz tendrán una oportunidad de salvarse o anestesiarse para que la fina línea de la cordura, que une a la familia Goodenough, no se rompa y acaben tragados por el lodazal. Eran tiempos difíciles, donde se alternaban estados de esperanza y desolación, y la tierra que eligen como suya es una naturaleza hostil que no se entrega fácilmente, y que exige unos sacrificios diarios que, al mismo tiempo que consumen a la familia, la menguan.

James Goodenough tiene un próposito que abarca a todos; sus hijos lo asumen como algo inherente a su infancia, pero Sadie, su mujer, desencantada y agotada, lo boicotea de la peor manera y a la mínima ocasión. Cada cual se aferra a lo que puede; de este modo, algunos comulgan con la naturaleza, y otros se entregan a sus productos. A los hijos, Robert y Martha, la vida les da una segunda oportunidad; ellos, de entre todos los Goodenough, son los más adaptados al barro que impregna los cuerpos y las almas de su familia. Han nacido en ese medio, cuya naturaleza, al contrario que a los demás, los protege y los envuelve, salvandolos de sí mismos y de sus progenitores.

Cuando Robert Goodenough sale de Pantano Negro, no va solo. Lleva encima todo el bagaje de su familia, lo bueno y lo menos bueno, todo ello necesario para sobrevivir a los tiempos y lugares que le ha tocado vivir. Es capaz de ver más allá, de no dejarse arrastrar por las locuras humanas, porque es el primero que las ha visto y padecido. Al igual que su padre, Robert es absorbido por la naturaleza que lo envuelve. No es una naturaleza devoradora, sino todo lo contrario; su esencia la hace buscarla, reverenciarla y protegerla, pues solo estando con ella conseguirá de alguna manera descongelar y aflorar parcelas de su vida que tiene guardadas, pero no olvidadas. California será su segunda oportunidad, y el bosque Calaveras, donde las secuoyas tenían su reino hasta la llegada del hombre, será su bálsamo. Allí conocerá a William Lobb, mentor y patrón que le instruirá en su profesión, en la que ganarse la vida no supone saquear y arrasar todo lo que le rodea. 

En La voz de los árboles todos los personajes luchan por su supervivencia; el romanticismo no ocupa un lugar prevalente en sus vidas. Al final, Tracy Chevalier construye una novela donde la naturaleza lo impregna todo y a todos; los lugares y ambientes en que se desarrolla el libro son tan duros y primigenios que dejan poco espacio y poco tiempo a nuestros personajes para el amor cortés... más bien todo lo contrario, pues en sus vidas tienen más momentos de locura y desesperación.

Personalmente he disfrutado muchísimo de la novela, porque me encantan este tipo de libros; en ellos siempre encuentro, en algún u otro párrafo, el espíritu de Thoureau. Pero aquellos lectores que no comulgan o no se sienten tan atraídos por este sentimiento, e intenten buscar una trama romántica, pienso que tal vez se les hará un tanto pesada y lenta, porque van a tener que leer muchas páginas para percibir algo.

La voz de los árboles es una gran novela. Además de encontrarnos una narrativa sencilla y dinámica, nos nutre y alimenta en cada página y con cada una de sus descripciones.




Tracy Chevalier (1962) creció en Washington. Se mudó a Inglaterra a los 22 años y trabajó durante un tiempo como editora. En 1994 se graduó en la Universidad de Anglia del Este con un máster de escritura creativa. 
 
Su novela La joven de la perla es un bestseller internacional. Fue adaptada al cine, con una película que estuvo nominada al Óscar y cuyos protagonistas son Colin Firth y Scarlett Johansson; también se llevó al teatro en el West End.
 
Sus siguientes novelas han sido aclamadas por la crítica y gozan de un gran éxito entre los lectores.

25 comentarios:

  1. Tracy Chevallier me gusta y disfruté mucho con La joven de la perla, y La dama del unicornio. La novela me ha llamado la atención desde que salió así que espero hacerme pronto con ella y espero que me guste tanto como a ti. Besinos.

    ResponderEliminar
  2. A pesar de las buenas opiniones que estoy viendo de la novela, no llega a convencerme.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Me llama mucho la atención y por tu reseña creo que es de los que me gustan! lo tengo en el ebook porque lo cogí de ebiblio y es posible que lo lea pronto.Besos

    ResponderEliminar
  4. ¡Hi Miss B!

    Me gustó tanto el libro al verlo en otro blog hace unas semanas que me fui directa a por él y lo leí pasando por encima de toooooodos los libros pendientes que me miraban desde la estantería diciendo: ¡Eeeeeh, enchufado, fueraaa, tooooongo! jajajaja.
    Lo disfruté muchísimo, más incluso de lo que pensé.

    Un besito y feliz finde!!!

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola!
    pues me ha atrapado bastante, tanto la sinopsis, como tu opinión
    jajaja...me encanta que compares los cincuenta manzanos en el barrizal con tus tomaticos en el balcón...jajaja...evidentemente, son más fáciles los manzanos en el barrizal
    igual me podría faltar un poco de romanticismo por lo que dices a la historia, digo para que me apetezca ahora leerlo. No sé, ya veremos
    Un saludo :D
    http://yeswecanreadtogether.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  6. Lo leeré, aunque antes tengo dos de esta autora para leer.

    ResponderEliminar
  7. A mí no me llama nada de nada pero nunca se sabe, igual con el tiempo me anime.
    Un beso

    ResponderEliminar
  8. Hola,

    Creo que te ha gustado más que a mí y con esto no quiero decir que a mí no me haya gustado pero la primera parte se me hizo algo larga, supongo que porque no me atrae especialmente el tema de los árboles.

    Un beso

    ResponderEliminar
  9. ¡VAYA RESEÑAZA! Yo no sé qué desayunáis últimamente, pero estáis que lo petáis.
    Tal y como he ido diciendo estos días en otras reseñas, pues tengo serias dudas. POr un lado me atrae, y por otro, pfff, temo decepción, que últimamente estoy yo muy exquisita con las lecturas....
    Me lo sigo pensando.
    BEsotes.

    ResponderEliminar
  10. hola! que linda portada, llamativa! tu reseña nos lleva a compartirlo sin haberlo leido aun, con lo que cuentas te has ganado el entusiasmo! gracias, saludosbuhos.

    ResponderEliminar
  11. Esta autora me encandiló con su anterior novela pero de esta publicación estoy viendo opiniones muy dispares y no se qué hacer. Besos

    ResponderEliminar
  12. En esta ocasión no coincidimos. Mira que me gustó La joven de la perla pero ésta me ha parecido bastante aburrida. No me ha gustado la historia ni los personajes y tanto árbol me ha acabado por cansar
    Besos

    ResponderEliminar
  13. A mí me ha gustado y lo de tu tomatico más 😂😂😂. Estoy de acuerdo en que mo es novela para todos. Tú lo has dicho muy claro, la naturaleza lo impregna todo y a mí sin ser tan de naturaleza la historia me ha envuelto aunque es cierto que, en algunos momentos me faltó un poco más de acción.
    Besos

    ResponderEliminar
  14. Me quedé prendado de la portada de esta novela y, cada vez que leo una nueva reseña, tengo muy claro que más temprano que tarde disfrutaré con su lectura. Tu reseña refrenda lo que acabo de comentar. Besos.

    ResponderEliminar
  15. Cuando salió no me anime porque no estaba en un buen momento, temía lo que tú me confirmas...que es una novela que puede hacerse algo lenta si no es tu momento. Aún así, "La joven de la perla" es uno de mis libros favoritos así que seguro que más adelante pruebo con este título ;)

    Besitos y buen finde

    ResponderEliminar
  16. No sé por qué, será que yo no tengo ese espíritu o ese amor por este tipo de historias, pero es que no me atrae casi casi nada. También es verdad que en su día, no conseguí leer "La joven de la perla", o sea que igual es una cuestión de falta de entendimiento con la autora.
    Besos.

    ResponderEliminar
  17. Veo y leo que esta novela está gustando a muchos de vosotros. De la autora conozco "La joven de la perla" que me gustó. De esta sólo conozco vuestras positivas opiniones. En fin ya veré
    Besos

    ResponderEliminar
  18. Me recuerda mucho a La Biblia envenenada, de Kingsolver, familia abriéndose camino en territorio hostil con todos los elementos en contra. Me gusta esta autora, mi favorito es el Azul de la virgen, y me gusta la propuesta así que me apunto. A ver qué tal.
    Besos

    ResponderEliminar
  19. Justo hoy leí otra reseña donde lo ponían de "lento" en algunos tramos y donde apenas pasaban cosas. Aun así, me sigue llamando la atención, se ve este tipo de tramas para degustar despacio, sin demasiados giros argumentales, que rezuman cierto sosiego y paz interior. No sé, creo que podría gustarme.

    Un beso, feliz finde ;)

    ResponderEliminar
  20. Hay diversas opiniones encontradas sobre este libro. Como en todo, es mejor probar uno mismo. A mí de entrada me gusta la cubierta. Besos

    ResponderEliminar
  21. Pese a las buenas críticas generales a mi no me llama demasiado, y como no es toy convencida prefiero dejarla pasar.
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  22. Tiene ingredientes que me gustan, aunque antes quiero leer La joven de la perla.
    Besos

    ResponderEliminar
  23. Hola.
    La verdad es que no he leído La joven de la perla, aunque he tenido la oportunidad de hacerlo en más de una ocasión. No obstante, este libro me llama más, pero aún así no es un título que quiera leerme de inmediato. Espero que con el tiempo acabe leyendo alguno de los dos títulos.
    Un beso :)

    ResponderEliminar
  24. Hola, este lo tengo pendiente, este verano me compré y leí "La joven de la perla" de la misma autora y me gustó tanto que me he comprado otro de ella "El azul de la virgen" tiene una narrativa excepcional y no sé explaya demasiado en descripciones que ralentizan la lectura, por lo menos en el que leí. Gracias por la recomendación y besitos.

    ResponderEliminar