viernes, 12 de octubre de 2018

MINIRRESEÑAS AUDIOLIBROS (by MH) ::: EL HOMBRE DE TIZA (C.J. Tudor) + LA MUJER EN LA VENTANA (A.J. Finn)

¡Hola a todos!

Hace tiempo que voy fatal de tiempo (redundando), me voy apañando como puedo, pero hay semanas que si no se puede, no se puede (tardo horas en escribir cada reseña, y el giratiempos de Hermione todavía no ha llegado a mi vida). Pero el caso es que no quería faltar a la tercera entrada semanal que solemos colgar los viernes, y he pensado traeros una opinión muy breve de estos dos libros que no pensaba reseñar en el blog por una razón: no los he leído, los he escuchado, y me veo incapaz de hacer una reseña larga de un audiolibro (¿estas cosas raras me pasan solo a mí o son normales?). ¿Solución ideal? Minirreseña, y así aprovecho y os comento rapidísímamente mi experiencia con los audiolibros :)

Ya lo he comentado muchas veces, me llevo fatal con el ereader, lo uso lo mínimo imprescindible y muchas veces solo cuando estoy de viaje... e incluso de viaje no le llego a pillar el punto. Así que mi desconfianza hacia los audiolibros era enorme, pero como no me gusta opinar sin probar, en estos meses de calor de 25-30 grados por las noches, en los que leer con la luz encendida era el infierno en la Tierra, decidí intentarlo. Y oye, que me ha gustado la experiencia. Más que el erader. Ya digo que soy rara...

Eso sí, imprescindible, impepinable, que el narrador sea bueno, MUY BUENO, porque si no es un sufrimiento insoportable (hay de cada audiolibro...). Los dos que os traigo están narrados maravillosamente bien por actores de doblaje con muchísima experiencia, y se nota MUCHO. De verdad, es el único consejo que puedo dar a la hora de escuchar audiolibros: escoged bien en cuanto al narrador y si tras escuchar un poco veis que es un churro, puerta, porque si no se hace muy cuesta arriba. Por lo demás, aunque la escucha es mucho más lenta que la lectura (al menos en mi caso), y no es un método que vaya a usar habitualmente, recurriré a él cuando las circunstancias sean propicias (ahora mismo estoy con otro que al paso que voy igual lo termino en Navidad). Porque encima yo no puedo hacer como otra gente que está en mil quehaceres caseros mientras escucha. Yo tengo que estar en lo que estoy y con la atención al 95%; si algo de la trama se me escapa, muero.

Aparte, tengo claro que seguramente solo escucharé libros que me interesen pero sepa que no voy a comprar en papel, y que sean de los que atrapan y te obligan a estar muy pendiente, tipo novela negra o thriller (tengo tendencia a ponerme a pensar en las mil cosas que tengo que hacer. Sí, vivo estresada). Clásicos quedan descartados, por poneros un ejemplo. Esos los quiero en papel sí o sí.

Ah, por si alguien le interesa, los escucho en el móvil a traves de la plataforma Storytel (y su correspondiente app). Ofrecen 14 días de prueba, y a partir de ahí son 9,99 euros mensuales. Incluso te los puedes descargar para escucharlos sin problemas cuando no tienes conexión (y no, esta entrada no está patrocinada xD. Solo os lo comento porque a mí me funciona muy bien y de momento no tengo ninguna queja salvo los narradores de algunos libros, pero con no escucharlos y escoger otros que estén bien narrados, solucionado xD).

Me callo. Vamos con las minirreseñas :)



Título original: The chalk man
Autora: C.J. Tudor
Editorial: Plaza & Janés
Fecha de publicación: mayo 2018

Duración audiolibro: 10 horas 14 minutos
Narrador audiolibro: Masumi Mutsuda
Muestra de audiolibro: Aquí 
  

En esta novela tenemos una trama en el pasado, en la que una pandilla compuesta por cuatro niños y una niña se ve involucrada en la aparición de un cadáver, convirtiendo a sus integrantes en celebridades, y una trama ambientada treinta años después en la que Ed, uno de esos niños y narrador del presente, recibe una carta que le retrotrae directamente a lo que ocurrió tres décadas atrás. En su momento creyeron que habían identifcado al asesino y que el caso estaba resuelto, pero... ¿y si no es así?

La influencia de Stephen King en este libro resulta más que evidente, así que el truco en estos casos es intentar hacerlo de tal modo que la cosa quede apañada y no desentonar mucho. Yo creo que en líneas generales Tudor lo consigue, y que aunque sigue los parámetros King (narración a dos tiempos, con el pasado y el presente de una misma pandilla, años 80, escenas impactantes y/o algo desagradables...), lo hace con suficiente autoridad propia como para que nadie pueda acusarle de meramente copiar.

Me ha gustado más la trama de los 80; va pausada, a su ritmo, pero es la que más sabor King tiene y bueno, que estas historias de pandillas a las que les pasan cosas siempre me han gustado mucho. En la trama del presente me ha costado más meterme, ya no solo porque la historia me parecía menos interesante, sino porque con el narrador ya adulto sinceramente no he empatizado nada y además me ha parecido tramposo; que eso no influye en mi opinión sobre la novela porque un personaje no me tiene que caer bien para que me guste el libro y lo de narrar en primera persona es lo que tiene, que ocultas cosas al lector... pero vamos, que estaba deseando que llegasen los capis de los 80.

Reconozco que adiviné quién era el asesino bastante antes de llegar al descubrimiento y que quizás el final es lo más flojillo del libro, pero en líneas generales me pareció muy entretenido y nostálgico, con sabor a novela de hace ya unos añitos.


Título original: The woman in the window
Autor: A.J. Finn
Editorial: Grijalbo
Fecha de publicación: marzo 2018

Duración audiolibro: 12 horas 30 minutos
Narradora audiolibro: Carme Calvell
Muestra de audiolibro: Aquí


En este caso la protagonista es una mujer de 38 años que sufre de estrés post-traumático y de agorafobia. Hace casi un año que no sale de casa, bebe demasiado vino, se atiborra a pastillas y le gusta espiar al vecindario desde su Nikon. Un día creer ver cómo asesinan a su nueva vecina pero no hay cadáver, la policía no le cree... no resulta una testigo fiable.

Le cuesta un poco arrancar, no es hasta el capítulo 25 o así que la protagonista, Anna, es testigo del supuesto crimen, porque el autor nos explica con pelos y señales su vida, sus rutinas, a qué dedica cada hora, lo que hace en cada momento... Su autor padece de trastorno bipolar, y se esfuerza mucho en dar visibilidad al trastorno mental que padece la prota. También trabaja en el mundo del cine y la televisión y se nota que  ha escrito un más que evidente guión para una película (ni me he molestado en mirar, pero pongo la mano en el fuego que habrá adaptación). Ya metidos en materia, creo que el misterio que envuelve al motivo de la situación psiquiátrica de Anna es bastante evidente desde el principio, y en eso el autor no sorprende por mucho que lo intenta, lo que pasa es que lo cuenta de tal manera que no te importa y sigues leyendo/escuchando para conocer los detalles. En cuanto al asesinato que presencia desde su ventana, la verdad es que como lector/oyente haces varias cábalas y con alguna por narices tienes que acertar, pero lo mismo, esperas a ver cómo te lo cuenta. La novela está compuesta por muchos capítulos (al menos cien) pero todos muy cortos, y desprende mucho amor por el cine clásico, ya sea cine negro, misterio, Hitchcock sobre todo... la referencia del título tampoco deja lugar a dudas. 

Es entretenido y se lee/escucha con interés, pero esto de la mujer con problemas de alcoholismo que no es testigo fiable empieza a ser un poco cansino. Por lo demás, no es el novelón del siglo pero no deja cabos sueltos. También flojea en el final, no lo maneja bien (y además lo que había ganado huyendo de clichés con respecto a la salud mental de la prota, lo pierde en solo unas páginas por otro lado... no puedo ser más explícita). Pero lo dicho, entretenido y para pasar el rato.

15 comentarios:

  1. Todavía no me he estrendo con los audiolibros, tendré que hacerlo, yo si me llevo bien con los ereader jejeje.
    En cuanto a los libros, el primero lo leí y aunque no está mal, me esperaba algo más. Y el segundo no lo he leído, aunque me parece que debe ser entretenido, no lo descarto.
    Besos y feliz puente.

    ResponderEliminar
  2. Acabo de estrenarme con mi primer audio libro, y eso que lo critiqué hasta la saciedad en su momento, bueno, hice lo mismo con el ebook, los pantalones pirata, los deportivos con suela ancha y el eye liner, pero mira, ahora lo llevo todo y a veces al mismo tiempo, jajajajaja; lo que te decía, que me acabo de estrenar y estoy encantada de la vida, porque puedo pedalear o hacer elíptica y saber quién es el asesino de mi novela negra, jajajaja.

    Ahora adquiriré más.
    Besitos cielo.

    ResponderEliminar
  3. Con el audiolibro lo he intentado pero no, no puedo. Se me va la cabeza a todas partes y no me entero de "ná". Sobre los libros, son de los que si se cruza, puede que me anime. Si no...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  4. Dos finales reguleros es un no rotundo. El de la tiza tendría más posibilidades y oye, no tiene nada de malo tener un referente e incluso hacerle un homenaje y que se note. Es un buen punto de partida.
    La de la ventana pues no, como dices, la cosa ya cansa. Y no le voy a dar más vuelta.
    Nunca escuché ninguno y ahora tengo ganas de probar. Eres una mala influencia, jajaja. También digo que los que lo.ponen como música de fondo, se enterarán de lo principal pero no de todo lo que ofrece una lectura atenta.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Hola,
    No he leído ninguno de los dos libros, aunque tengo en casa esperando en la estanteria La mujer en la ventana y espero poder darle una oportunidad pronto. El otro libro me llamó la atención desde que salió pero no me decidido aun a leerlo, así que esto no se si llegaré a leerlo algun día.
    Gracias por la minireseñas.
    Besos desde Promesas de Amor, nos leemos.

    ResponderEliminar
  6. Todavia no me he estrenado con el audiolibro porque no me llama mucho, aunque tienes razón en lo de los narradores, buscaré alguno que me guste y probaré. Las libros que traes los tenia en pendientes pero ahora no se. Besinos.

    ResponderEliminar
  7. Pues no sé si me convence lo de los audiolibros, porque me pasa como a tí, que vivo estresada y estaría pendiente de mil cosas, y en la cama por la noche me dormiría seguro. Quizás se me ocurre que sea buena idea para el gimnasio, pero hace siglos que no voy... En fín, que son dos libros que me quiero leer! El hombre de tiza está esperando su momento en la estantería, y la otra novela quizás la pida para Reyes o me espere a bolsillo. Un besote!

    ResponderEliminar
  8. No he probado los audiolibros, pero sí un podcast de un libro de Elísabet Benavent y no sé si es que estaba sudando la gota gorda en la cinta de correr o que las narradoras pegaban menos cero con la historia, pero no me convenció mucho. Aún así cotillearé la app y la probaré ;)

    Estas dos historias han tenido críticas muy variadas, y es verdad que con tantas buenas historias por leer ya no saber ni qué hacer. De leer alguna de ellas, me decantaría por al primera. Ese regusto ochentero me encanta!

    Besitos

    ResponderEliminar
  9. Hola!
    A mi tampoco me da la vida muchas veces y me he planteado eso de los audiolibros y hasta he cotilleado la web de Storytel. A ver si me animo.
    De los dos libros que reseñas me he leído el segunda y la verdad es que me encantó. No sé por qué exactamente porque señalas muy bien los puntos flojos. Quizás porque tenía expectativas bajas pero disfruté mucho con él. Pero reconozco que fue algo fuera de lo ordinario.
    No sé yo si el Hombre de Tiza me gustaría. Ya tanto por tanto cogería uno de S.King. Pero gracias por la opinión.
    Nos leemos.
    Besotes!

    ResponderEliminar
  10. Cuesta un poco acostumbrarse a que te lean los libros pero luego la verdad es que está muy bien y sirve para aprovechar más el tiempo
    NO he leído ninguno de estos libros pero creo que ambos me gustarían
    Besos

    ResponderEliminar
  11. Todavía no me he animado con los audios, ni tampoco con estos títulos sea el formato que sea. Esta vez no tomo nota, que también se agradece XD Un besote!

    ResponderEliminar
  12. Yo no puedo con os audiolibros, soy incapaz de prestar la atención necesaria y mi cabeza rápidamente se va a otros asuntos.
    Besos.

    ResponderEliminar
  13. Hola guapa, yo no he probado los audiolibros (supongo que algún día lo haré para tener referencias de verdad), pero no sé me da que se me va a ir la cabeza... (y eso que a mí me pasa como a nuestra Trotera que también critiqué el erader y mira ahora es mi libro de cabecera, jeje... por cierto con un paperwhite, que tiene luz incorporada, no tendrías que tener la luz encendida y pasar calor, jeje...).
    En cuanto a los dos libros... pues no sé la verdad es que por ahora no me llaman...
    Un besazo

    ResponderEliminar
  14. Me alegra que te hayas animado. Yo los alterno y está muy bien para cuando vas a hacer ejercicio o estás haciendo otras cosas. Hay que estar muy atento y que te guste la voz, como bien dices, pero como se puede probar pues no pasa nada. Otra cosa son los libros que traes, creo que estos los dejaré finalmente escapar, no me llaman demasiado ninguno de ellos.
    Besos

    ResponderEliminar
  15. Yo no me he animado con el audiolibro todavía, pero quién sabe, igual al final le acabo pillando el punto. Desde luego por probar 14 días... no está nada mal pensado, y si encajase, 10€ al mes no es dinero. Hay que probar "casi" todo en esta vida.

    Sobre los libros en cuestión, ehhh, no, no los veo. El primero me aburrió con tanto boom y tanta turra en las redes sociales, y el segundo bueeeno, podría leerlo, pero tampoco me entusiasma.

    BEsos.

    ResponderEliminar