miércoles, 2 de enero de 2019

RESEÑA (by MH) ::: CUENTOS VICTORIANOS DE NAVIDAD - VV.AA.



Título original: Cuentos victorianos de Navidad 
Autores: Charles Dickens, Anthony Trollope, Charlotte Riddell, Arthur Conan Doyle, Juliana Ewing, Wilkie Collins
Editorial: Alianza
Traducción: Miguel Ángel Pérez Pérez
Prólogo: Miguel Ángel Pérez Pérez
Páginas: 400
Fecha de publicación original: 1836/1854/1876/1861/1868/1883/1892/1870/1864
Fecha esta edición: octubre 2017
Encuadernación: cartoné con sobrecubierta y lazo
Precio: 12,95 euros
Diseño de cubierta: Elsa Suárez Girard


El extenso periodo victoriano fue, por diversas y variadas circunstancias, quien dio carta de naturaleza al "espíritu navideño" y consolidó buena parte de la imagen y el carácter que asociamos a estas festividades hoy en día. Fue, asimismo, la edad de oro del cuento de Navidad, del que dejaron muestras los más destacados autores de la época, siendo los de miedo y los de misterio los que gozaron de más aceptación. En esta recopilación antológica no falta, como es natural, Charles Dickens, y junto a los suyos se recogen también magníficos relatos de Anthony Trollope, Charlotte Riddell, Arthur Conan Doyle (uno de ellos protagonizado por Sherlock Holmes), Juliana Ewing y Wilkie Collins.


Primero de todo, aprovecho la entrada para desearos que hayáis tenido una muy feliz entrada de año y que este 2019 que acaba de comenzar sea muy bueno para todos (por lo que a mí respecta, con que se porte mejor que el que acaba de terminar, me vale).

Como yo leo todo siempre con retraso, hoy os traigo una antología de nueve cuentos navideños victorianos que fue publicada las navidades pasadas y que incluye a algunos de los autores que más adoro y adoraré por siempre jamás, como son Charles Dickens, Anthony Trollope, Wilkie Collins y Arthur Conan Doyle... Me ha gustado mucho, y aunque en estos casos es imposible disfrutar todos los cuentos por igual, lo cierto es que merece la pena leerlos todos, que al fin y al cabo es de lo que se trata (aunque sí que es cierto que algunos de ellos han sido elegidos por estar ambientados en fechas navideñas, no por ser historias navideñas propiamente dichas).

La historia de los duendes que robaron un sacristán (Charles Dickens, 1836). En realidad este relato es un capítulo de Los papeles póstumos del Club Pickwick, pero su condición de historia un poco independiente dentro de la novela ha hecho que a lo largo de los años haya ido cogiendo entidad propia e incluso creo que hay una película que cuenta en exclusiva lo que ocurre en él. Y es que lo que tiene de particular esta historia es que podría considerarse como antecesora de Cuento de Navidad. Si os digo que el protagonista es Gabriel Grub, un sacristán y enterrador amargado, antipático, etc... que recibe en Nochebuena la visita de unos goblins o duendes que, a través de ciertas escenas emotivas, pretenden mostrarle todo lo que tiene de bonito el amor, la amistad, la familia... pues os sonarán campanas de lo que luego evolucionaría hacia la historia de Ebenezer Scrooge.

Los siete viajeros pobres (Charles Dickens, 1854). Un caballero decide ofrecer una cena en Nochebuena para seis viajeros pobres que pasan la noche en un hospicio y, tras haber cenado y disfrutado del festín, todos comienzan a contar una historia para amenizar la sobremesa, y el caballero narra la historia de un antepasado suyo, de cómo se hizo soldado y de lo que le ocurrió... Este relato tiene un contexto peculiar, porque realmente, tal y como dice el título, son siete las personas presentes en la cena y siete los relatos que realmente componen esta historia (los siete escritos por autores diferentes), y aquí solo aparece el que escribió Dickens. Yo me he quedado con ganas de leer todo el cuento completo con los siete relatos porque se queda cojo el contexto, pero bueno, por lo demás, es Dickens, y siempre es un placer leerlo.

Navidad en Thompson Hall (Anthony Trollope, 1876). Mi favorito sin lugar a dudas. Qué grande era Trollope y qué poquito se le conoce por estos lares... y lo que me he reído con este relato. En serio, me lo he pasado pipa, y ahora mientras escribo me vuelvo a reír porque me acuerdo de algunas escenas. Y no quiero arruinar la gracia de la historia así que no debo desvelaros mucho salvo que la historia comienza con los señores Brown camino de Inglaterra para pasar la Navidad en Thompson Hall, la casa familiar de ella. Se ven obligados a alojarse en un hotel de París para pasar la noche antes de coger el tren que les llevará a las islas británicas, pero el señor Brown dice que no se encuentra muy bien y le pide a su mujer que le busque un poco de mostaza para ponerle un emplasto en el pecho... y la buena de la señora Brown, en bata y zapatillas y en mitad de la noche, se aventura por el hotel en busca de la dichosa mostaza, aunque sospecha que su marido tiene mucho cuento y que lo que le pasa es que no quiere viajar. Este hotel tiene muchas puertas, muchos pasillos, muchos huéspedes... y pueden pasar muchas cosas, cosas que Trollope cuenta con mucha gracia. Es maravilloso y muy, muy divertido, en serio.

La rama de muérdago (Anthony Trollope, 1861). Igual que os digo una cosa os digo la otra... este otro cuento de Trollope se me ha quedado un poco a medias. Es que además no le favorece nada ir detrás justo de Navidad en Thompson Hall, porque el contraste es demasiado grande. Las cuitas de una muchacha a lo largo de toda una Navidad que no quiere reconocer lo que siente por un jovencito amigo de la familia porque tiene cierta propensión al martirio y cree que la finalidad de una joven como ella es ser infeliz en secreto y no alcanzar jamás la dicha del amor... lo dicho, no está mal, pero se me ha quedado un poco sosete.

Un extraño juego navideño (Charlotte Riddell, 1868). Dos hermanos heredan una casa en la que, dos generaciones atrás, desapareció su dueño sin dejar rastro durante una Nochebuena. Desde entonces, se oyen ruidos y voces extrañas en el lugar, pero ellos están decididos a averiguar qué pasa. Este cuento quizás tira más para lo gótico que para lo navideño (de hecho el aspecto navideño queda restringido a la fecha de la desaparición y poco más), pero a mí me ha dejado con muchas ganas de leer más de esta autora, de la que no había leído nada hasta ahora.

Una nochebuena trepidante, o Mi conferencia sobre dinamita (Arthur Conan Doyle, 1883). Que me perdone Doyle, pero es el que menos me ha gustado. A ver, se sobreentiende que está muy bien escrito, pero no solo no es nada navideño, sino que la historia tampoco me ha terminado de entusiasmar y me ha dado un poco igual. Que secuestren a un tipo en Nochebuena para dar una conferencia sobre dinamita con fines nada legales... pues eso. Interesante leerlo, como todos, pero ya.

La aventura del cabúnculo azul (Arthur Conan Doyle, 1892). Este relato navideño, si por navideño entendemos ambientado en los días de Navidad, está protagonizado por Sherlock Holmes y el doctor Watson. Es uno de los 56 relatos cortos que Doyle escribió con este personaje como protagonista, y sigue la premisa de cualquiera de las historias protagonizadas por ellos. En fechas navideñas aparece un pavo robado con un cabúnculo (un rubí) en su estómago, y Sherlock se propone encontrar a su dueño y averiguar cómo ha llegado hasta ahí esa piedra preciosa. Ya lo había leído, pero hacía tanto tiempo que no recordaba gran cosa, así que ha sido un placer volver a él.

Dragones: un cuento de Nochebuena (Juliana Ewing, 1870). Este cuento comienza presentándonos a la familia Skratdj, en la que todos se quieren mucho pero que hacen de la pelea y discusión constantes su rutina. Esa mala costumbre de los padres la copian sus dos hijos, cosa que irrita mucho a cierto caballero que ha acudido a pasar las festividades navideñas a la casa... hasta que esa Nochebuena, el pequeño Harry vivirá una experiencia un tanto increíble y fantástica en el salón de su casa que le corregirá esa mala costumbre de pelear con su hermana. Cuando digo fantástica es porque este cuento contiene elementos de fantasía que son los que marcan la diferencia, más allá de la moraleja final de la autora en cuanto a la educación que deben recibir los niños y cómo los padres deben evitar que sus hijos hereden las malas costumbres que observan en su hogar. Ewing es otra autora que no había leído nunca y de la que quiero leer más cosas.

La máscara robada, o La caja de caudales (Wilkie Collins, 1864). Cuando compré el libro ni sabía los cuentos que incluía (si un libro incluye las palabras navideño+victoriano a mí me basta para comprarlo, me da igual lo que lleve dentro), así que me llevé una desilusión al ver que el único que incluye de Wilkie Collins ya lo había leído y que no descubría nada nuevo suyo. De hecho tenéis en el blog la reseña que publiqué de esta novela corta y que en su día fue editada en solitario por Funambulista (podéis leerla aquí). Fue publicada por el autor para las fechas navideñas emulando la tradición de su amigo Dickens, y aunque salvo al final (donde salva un poco los muebles en cuanto a espíritu y celebraciones navideñas), la historia tiene poco que ver con la Navidad, aceptamos pulpo como animal de compañía :)

En definitiva, nueve cuentos muy variados en cuanto a contenido y estilo, unos bastante más navideños que otros a pesar del nexo que les une para aparecer en esta antología, y que yo creo que debe estar en la estantería de cualquier lector que le gusten los libros con temática navideña y que quiera ir más allá de las lecturas típicas de estas fechas :)

15 comentarios:

  1. Ay ay ay, que me encantan todos!!! Me lo llevo apuntadito, el segundo que se viene a la lista de pendientes del 2019. Feliz Año Nuevo!!!! Besos desde locura de lectura

    ResponderEliminar
  2. Jo, este librito he estado a punto de comprarlo más de una vez. Es más, me suena que el año pasado ya lo vi en librería (¿puede ser?), pero tenía miedo de que solo fuese fachada bonita con buenos nombres de reclamo y poca chicha. Pero ahora veo que dices que Trollope está que se sale (al menos en uno de los dos relatos) y ya sabes que yo soy mucho de Trollope. Y Dickens me mola, y aunque ya haya leído el carbunclo, Doyle siempre apetece... Pues nada, que ahora me arrepiento de no habérmelo llevado a casa :-(((

    ResponderEliminar
  3. Feliz año para vosotras también, tengo este libro entre mis pendientes desde hace siglos, a ver si este año por fin le llega su turno.
    Besitos

    ResponderEliminar
  4. Me lo llevo sin dudarlo un momento. Feliz año. Besinos.

    ResponderEliminar
  5. Hola, hola,

    Antes de nada... feliz año nuevo también para tí y para la otra inquilina!! Y estoy segura de que el 2019 será mejor que el 2018 ¿Nos apostamos una novedad de Rara Avis??? jijiji).

    Pues así, a prior, todos los cuentecillos me parecen muy chulos, a pesar de que algunos no te hayan emocionado. Pero es lo que tiene cuando leemos libros de relatos de varios autores, es imposible que todos los gusten por igual, siempre habrá unos que nos gusten más que otros. El primero. el segundo, el tercero y el quinto son los que más me atraen, además cuentas anécdotas muy interesantes sobre ellos. De Trollope no he leído nada, es más, me vas a disculpar pero ni siquiera me suena... y si habéis reseñado algo de él, ahora mismo no caigo...

    Como siempre, una propuesta muy interesante y a tener en cuenta!!! Muackkkk!!!!

    PD: Mary Poppins ya está en casa.... ;)

    ResponderEliminar
  6. Ayss lo vi el año pasado cuando salió y se me hizo la boca agua! En esta época siempre me apetecen clásicos, y los relatos también...así que parece una combinación perfecta.

    Me ha gustado descubrir que incluye dos relatos de mujeres, pensaba que eran todo autores. Y no he leído a ninguno...así que no tengo muchas excusas para no hacerme con este título ;)

    Besitos y feliz año chicas

    ResponderEliminar
  7. Me lo he pedido para Reyes, a ver si tengo suerte y me lo traen... aunque no sé, porque pusé en la lista un montón de libros y va a ser díficil que me traigan todos jejeje
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Éste me lo llevo. Gracias por la info. Un beso.

    ResponderEliminar
  9. Me encantan los cuentos victorianos: de terror, de amor, infantiles y por supuesto de Navidad, tengo una edición muy bonita también pero no es tanto como esta, la verdad es que es maravillosa ¡mío mío mío mío! 😋

    Besitos carinyet 💋💋💋

    ResponderEliminar
  10. Hola preciosa!
    Este me lo llevo, me gusta mucho este tipo de libros y como dices creo que es un libro que merece la penar comprarse así que espero hacerme con él.
    Feliz Año Nuevo!!

    −Fantasy Violet−
    Besotes! ♥ 

    ResponderEliminar
  11. Me encanta, qué preciosidad de libro. Me lo llevo sin dudarlo
    Feliz año para vosotras también
    Besos

    ResponderEliminar
  12. Madre mía, llevamos todo el año sin "hablar". Pues primero de todo ¡¡Feliz Año!!! Yo también me conformo con que vaya mejor y no apriete tanto la soga.
    Respecto a cuentos yo esta Navidad la he pasado con Winterson y menuda maravilla.
    De los que traes la mayoría los veo poco navideños. El que más me atrae es el de Riddle. A Trollope lo conozco en su faceta más pesada. Los de Dickens casi fijo que me gustan. El de Doyle oye, mala suerte, a alguien le tenía que tocar ser el último de la lista.
    ¡Felices lecturas 2019!
    Besos

    ResponderEliminar
  13. Hola. Pues me lo acabo de comprar, después de leeros no me he podido resistir. A ver si me llega a tiempo para reyes y me lo autoregalo.

    Besos.

    ResponderEliminar
  14. Hola guapa, qué casualidad, la verdad es que aunque no soy de cuentos, ya lo sabéis... ¡¡¡ahora mismo estoy leyendo este libro!!! jeje... Es verdad que el primer cuento de Dickens me ha sabido a poco, me ha parecido muy breve, como se quedaba en lo mejor. Estoy con el segundo... los demás no los he leído así que ya veré si coincido con tu opinión.
    Un besazo

    ResponderEliminar
  15. Hola guapa, vuelvo aquí porque vengo de leer la entrada de las primeras frases... y no recordaba yo que ya habías leído este libro. Debo decirte, en breve saldrá mi reseña, que estoy de acuerdo contigo en casi todo. Es verdad que el que más me ha gustado, y con el que me he reído mucho ha sido con el de Trollope... el de la mansión de Thompson Hall... y también me he quedado con ganas de leer más de él. Me pasó lo mismo que a ti con el segundo de Trollope, que cansina la hija... Los dos cuentos de mujeres me han gustado mucho también y buscaré más de ellas. El de la dinamita, de Conan Dole, me ha pasado como a ti, me ha parecido el peor... no me cuadraba mucho con la Navidad, salvo porque es en esas fechas... y el de WIlkie Collins me ha gustado porque yo no lo había leído, y me ha redescubierto la pluma del autor... Estoy deseando darle otra oportunidad con La dama de blanco... y con La piedra lunar... jeje...
    Un besazo

    ResponderEliminar